"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



domingo, 17 de enero de 2016

Dieguito






DIEGUITO





Dieguito, el bebé de cinco meses que la diputada del partido Podemos llevo al Congreso ha hecho que todo el mundo opine, para bien o para mal de ello. Su madre, la congresista Carolina, llevando a su hijo al trabajo, a conseguido que sea el centro de la polémica y los españolitos no hablen más que de ello eclipsando temas políticos "inaplazables e imprescindibles" como son la propia investidura, la reforma laboral, el blindaje de los derechos sociales, la soberanía catalana y vasca, los cambios en la constitución, la eliminación de la ley mordaza o el acercamiento de los presos. Somos una sociedad tan ridículamente antigua, por no decir vieja, que se resiste a evolucionar y a modernizarse como mandan los tiempos al ritmo preciso. Somos muy lentos, con la mente atrofiada, carentes de criterio para diferenciar lo fundamental de lo anecdótico. Que ésta congresista y también madre lleve a su hijo al trabajo, pues puede estar bien o mal, pero ahí se queda, en pura anécdota. Lo principal e importante y de lo que todo el mundo debía estar hablando y no lo hace es de lo que se consiguió o no se consiguió durante el tiempo que duró el trabajo en el congreso. Pero no, todo Dios hablando del niño de la Diputada.

 Y luego está la forma de vestir y los peinados de los nuevos diputados. Claro, estábamos acostumbrados a ver a los de antes, o sea, a los de siempre, con trajes de esos carísimos, trajes Brioni, Belvest, Kiton o Luegi Borrelli, claro, todo pagado con la corrupción y dinero de todos y ahora, como una bocanada de aire fresco, han entrado políticos, la mayoría jóvenes y con ideas más sanas y limpias, que van vestidos con sus camisas arremangadas, niquis o polos y olvídate de corbatas, pajaritas e historias chulescas. También sus peinados son acordes a su edad y si llevan "rastas" pues las llevan, pero no insultan como hizo Celia Villalobos diciendo que tenía el pelo sucio y con piojos un diputado de Podemos. Claro que este no se calló y el día 15 hizo unas declaraciones diciendo: "La mayoría de los dramas, de los recortes y de las agresiones que hemos sufrido todos estos años los ha hecho gente muy bien vestida, con traje y corbata, con coches de lujo y unas casas muy arregladitas"
 En fin, que soy de la opinión de que tiene que prevalecer la educación. Que los políticos de antes respeten a los jóvenes nuevos y estos a los de antes, y nosotros, el pueblo, dejemos de hablar de cosas ajenas a lo que se hace en el Hemiciclo, que se llama política y que la Diputada Carolina Bescansa pueda dar la teta a gusto a su bebé. Además que no ha sido la primera ni será la última. Hace la friolera de unos 36 años, allá por 1980 una Diputada noruega llevó a su bebé al Parlamento noruego y posteriormente ha habido muchos casos de parlamentarias que han dado el pecho a sus hijos y está documentado gráficamente. O sea, que no ha sido la primera y seguro que ni la última. 

 Bueno gente maja, siento haber estado muy serio en este post y sin humor, Prometo que el próximo intentare que sea de cachondeo.

 Besos y abrazos a todos.

 arkaitz

VOTAR BITACORAS


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz