"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



viernes, 18 de julio de 2014

Aúpa San Fermín



AÚPA SAN FERMÍN



Hola!..

Desde el día 2 de este mismo mes tenía el Blog olvidado, sin escribir nada en él. La verdad es que le echaba mucho en falta, a mi Rincón, pero allí donde he estado no te sientes concentrado como para teclear nada y las ideas no te fluyen, además que se supone que alli se esta para saltar, bailar y disfrutar con la juerga y no para pensar en letras.
¿Que en dónde demonios he estado? pues en las fiestas de San Fermín. Si, he estado allí, en Pamplona, haciendo el gamberro, pero lo he hecho como un artista de teatro, o sea, representando a dos personajes. Uno era el juerguista que iba de marcha con la cuadrilla, el que cenaba buenos chuletones con patatas y bebía buen vino tempranillo o el inconsciente que en tres ocasiones, pienso que sonambulo perdido,, madrugó y corrió totalmente acojonado y despavorido delante de los toros. Por la gloria de mi tía Florencia puedo asegurar que es una cruel experiencia eso de correr el encierro.  Os lo aseguro. 
Y el otro personaje era el currelas, el trabajador, el que cámara de fotos en ristre tenía que plasmar el ambiente de la fiesta Sanferminera para la agencia que me paga religiosamente todos los meses. Imaginaros que problema. El dia que bebia mas de la cuenta en las juergas nocturnas, al dia siguiente no veía ni el disparador de la cámara. Pero en fin, he sabido mantener un equilibrio que me ha permitido disfrutar de la fiesta y al mismo tiempo trabajar. Por lo menos de la agencia no ha habido quejas.

Pero que pronto pasa el tiempo cuando te lo pasas bien, ¿verdad?  Recuerdo el día que salí de casa hacia Pamplona. Iba todo vestido de blanco impoluto, como una novia con su traje blanco, como mandan los cánones. Pantalón blanco y camiseta del mismo color. Por cierto, la camiseta era de esas que tiene el dibujo de la boca y las lengua larga de Mick Jagger. Me gusta, oye! es una camiseta cojonuda, me la regaló un sobrino. Y de calzado alpargatas también blancas con cintas rojas. Vamos! el clásico uniforme sanferminero. 
No puede faltar el cinto rojo y el pañuelo también rojo en el cuello. Pero ahora pensar.. ¿como he vuelto después de una semana y un día allí en Pamplona? pues he vuelto hecho un verdadero cerdo. Más sucio que un carbonero. Con la diferencia que no era el negro del carbón sino el rojo del vino. Algo terrible. Hasta los gayumbos tenían manchas de vino. Allí, el que se libra de que le echen vino por encima reconozco que es un tipo con más reflejos que un portero de fútbol. Claro que no es el caso del portero de la selección de España que le endiñaron un montón de goles. A ese le hubieran echado vino hasta por las orejas, por dios, que malo es!! No creo que con la Carbonero sea igual,..si no...puafff!!
En fin! a lo que iba, que he traído toda la ropa de un color entre un rojo grisáceo muy picassiano y un negro brasero que la buena de la Sra. Maria la metió inmediatamente en un cesto y se la llevo mientras se ponía una pinza en las narices....¿porque haría eso?...¿?¿?..todavía lo estoy pensando!

Bueno, que lo he pasado muy bien. He podido repartir el tiempo como buenamente podía para compaginar ambas actividades y puedo asegurar que he disfrutado del ambiente, de la comida, de la bebida, del acojonamiento que sientes con los toros, de la amistad de la cuadrilla y también he disfrutado plasmando con las cámaras las mil expresiones faciales que encuentras esos días en las conocidas fiestas de San Fermín. Os las recomiendo fervientemente..

Pero ya terminó todo. Ya estoy aquí de nuevo. Tendré que pensar en algún tema para escribir un nuevo post. Y lo malo es que no se me ocurre nada, no me inspiro por más que pienso. ¿Sera aquel vino tempranillo que me ha dejado sin ideas?. Tenía el poder de  hacerte saltar y posteriormente producirte sueño. Pero estaba muy rico.  En fin, ya se me ocurrirá algo para el próximo post.

Como siempre, un beso para vosotras y un abrazo para vosotros. !!Ya estoy aquí!!.

Agur, gero arte!

 arkaitz

-VOTAR-BITACORAS-

4 comentarios:

  1. Ya lo he dicho y lo repito no logro entender estas fiestas,pero si a ti te gusta algo tendrá,abrazos amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fiaris guapa!
      Aunque te parezca lo contrario yo tampoco soy muy amigo de esas fiestas. Reconozco que me gusta estar con los amigos y disfrutar con ellos, pero lo de Pamplona en ocasiones es una pasada. Te tiran el vino por encima, dormir en los jardines, en los bancos o en el propio suelo, emborracharse por el solo hecho de ser fiesta, eso no creas que va conmigo. Lo que ocurre es que tengo que ir y prefiero ir en plan optimista que así no lo paso tan mal. Pero te doy la razón Fiaris!

      Un beso,..y gracias!

      Eliminar
  2. Ainss!.. Estuve un año (solo un día) y eso es para verlo. Recuerdo que la gente andaba tirada en las aceras durmiendo con una cara de contentos... jeje. Y a otros lavando las camisetas en las fuentes públicas. Hay que ir para opinar. Si no eres de ahí no entiendes de que va la cosa... Eliges tú hacer el burro o no, depende de la peña con la que vayas, o a quien conozcas allí...
    Seguro que a pesar de los empujones te lo pasarías genial.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alba!...
      Yo normalmente voy casi todos los años y me lo paso bien porque voy con la cuadrilla que mas o menos seguimos haciendo nuestro estilo de fiesta, que es mucho mas sosegada aunque también saltamos bailamos y bebemos, pero dentro de un orden...jeje. Creo que hay que ser Pamplonica para disfrutar de semejantes fiestas. Joder, borrachera diaria, comida como si no lo hubieras hecho nunca, dormir donde te pilla, en fin, que tanta juerga no va conmigo, pero bien porque estamos todos y porque también estoy trabajando, tengo que estar allí la semana entera. Pero bueno, en lineas generales es todo un espectáculo.
      Un año te aviso y nos vamos los dos, veras que risas delante de los toros...jaja.

      Besos Alba,....gracias!

      Eliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz