"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



sábado, 8 de febrero de 2014

Yo también probé el salitre del temporal






YO TAMBIÉN PROBÉ EL SALITRE DEL TEMPORAL











Oh! el mar, tranquilo y transparente
Oh! el mar, siempre en constante movimiento
con sus juguetonas olas rompiendo en la orilla
golpean mis tobillos desnudos como una caricia
Oh! el mar, la ciudad de los peces
Oh! mar, que bella eres.
-----------------------------------------------




Una ola como esa fue la que me engulló : (
¿Pero, quien ha escrito esa chorrada de las tranquilas aguas juguetonas??..por favor, ¿Que el mar no tiene peligro??...¿Que el mar te hace cosquillas en los tobillos??...!Y un huevo!  "Un tranquilo y transparente mar que acaricia los tobillos desnudos", dicen!...si, si. ja, ja. y el juanete y el callo también! no te jode!
Los poetas que escriben esos cursis,.. en ocasiones agradables e incluso placenteros poemas sobre un tranquilo mar,  probablemente, -por no decir seguro-, lo hacen inspirándose mientras miran las tranquilas aguas en reposo en un cubo de  fregona con Fairy limpia suelos, y no el mar en su verdadera dimensión.  Ignoran esos poetas de débil plumilla, el guerrero que se esconde entre esas grandes masas de agua llamadas olas, y sino que me lo pregunten a mi, que fui pasto de su fuerza, casi diría que de fuerza vengativa. Si, que me lo pregunten a mi porque ahora estoy en disposición de saber exactamente cuánto pesa el agua sin necesidad de báscula, y lo sé por la gran cantidad del cabreado líquido salado que cayó encima de mi cuerpo serrano el otro día, cuando cumplía con mi deber de caza-imágenes. Me cayó parte del mar encima, toda de golpe. Sin previo aviso. Totalmente a traición.
El  agua entra en las calles de la Parte Vieja
Reconozco que el lugar no era el que me aconsejaban los municipales. Se que era una esquina peligrosa, que asomando el cuerpo veía perfectamente, a unos cinco metros, el pretil del paseo por donde saltaban las enormes olas, pero claro, de mandar a los de la agencia unas fotos tenían que ser de esas descomunales, es decir, fotos de olas que impactasen y no unas pequeñas olas de nada. Tenían que impresionar al personal. Y vaya si impresionaron. Asomé la cabeza con medio ojo metido en el visor de la cámara, cuando vi como se me abalanzaba una gran masa de agua sin previo aviso. Ya no me dio tiempo a nada más. Sentí como me engullía aquella ola como si fuera un solomillo a la plancha. Me tiró al suelo como un muñeco y me arrastró dando vueltas y más vueltas mientras me pegaba golpes contra semáforos, coches aparcados, cunetas y todo lo que encontraba mi pobre cuerpo por el camino, hasta que la fachada de un edificio hizo de freno, allí fue donde pare dándome un gran golpe contra la puerta de un portal. Algo terrible. La cantidad de agua que pude tragar, por Dios! Recuerdo que por el camino unas señoras subidas en unas escaleras, gritaban: !Ay! que se lo lleva el agua! !Ay! que se lo lleva el agua! como si yo fuera un saco de basura.
Las olas asaltan los puentes
Me levante o levantaron que ya no lo recuerdo bien, me curaron en una ambulancia las magulladuras y heridas que me hizo el mar, que podía haber sido mucho peor. Ojeé el par de cámaras bastante perjudicadas, hasta el punto que no sirven para nada, aunque pude salvar las tarjetas de memoria, eran las que llevaba cuando me ataco Neptuno. El resto de material lo deje en el coche por si acaso. Y ahí se terminó para mi y por aquel día el temporal, las olas enormes, el cuerpo mojado-magullado y la noche. Eran ya las tres de la madrugada.
Luego, ya en casa, pensando y pensando, porque uno también piensa, que conste!, imaginé que eso del mar y los temporales son como las hipotecas no pagadas. Neptuno, para los mitólogos romanos o Poseidón en la mitología griega, Rey de todos los mares, es el dueño de todo lo que durante años y más años nos hemos apropiado y si no pagamos nos quiere desahuciar a base de olas, olas y olas. Son muchos años robándole sus terrenos y quieras o no, él reclama lo que es suyo. Bueno, no voy a seguir por ahí que como me oiga Rajoy le pedirá dinero a la Merkel para dárselo a Neptuno y nos subirá los impuestos. Es que a este no se le puede dar ideas, enseguida te toca el IVA el IRPF y la hostia!
En fin, ya sabéis lo que me ocurrió en el temporal de mar de estos días. Un consejo, no os acerquéis mucho para ver el mar cuando esta cabreado, es muy peligroso.


Besos y abrazos.

arkaitz

-VOTAR-

16 comentarios:

  1. Las fotos son impresionantes.
    Me alegro de que estés bien,a pesar del puñetazo de Neptuno.Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Gea, siento muchísimo no haber contestado antes, he estado fuera, luego cuando llegue no me fije en vuestras opiniones, hasta hoy que escribiendo un post me he dado cuenta del error. Lo siento de verdad.
      Si te gustaron las fotos, entonces ya estoy mas contento. La verdad poco tenia que hacer yo para que todo aquello fuera impresionante. Y la fuerza de Neptuno te prometo que es terrible.
      Un fuerte beso Gea, disculpa y gracias.

      Eliminar
  2. Ainnsss, ¡pobrete mi Ark!
    Si es que eres un reportero muy intrépido. Y todo para poder enseñarnos esas bellas (entrecomillas) imágenes de ese mar vuestro. Anda que vaya semanitas lleváis, por Dios.
    Hazme un favor... cuando te vayas a exponer de nuevo, piensa en mi un segundo y protégete un chispin, anda.
    Que no gano pá sustos contigo.

    Un besín. ;)



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marie, Marie..?¿?¿ me suena la forma de blog de Marie. Ya te escribiré en él y te diré quien creo que eres. :-)
      Así es Marie, somos creo yo unos irresponsables porque tranquilamente me podía haber llevado por ahí aquella ola. Gracias a la fachada que hizo de portero. Y descuida, pensare en ti otro día antes de meterme en líos. Claro, que también cobrare menos....sniff!
      Como digo en el anterior opinión, te pido disculpas por tardar tanto y tanto, yo, que soy el espejo de la puntualidad. Disculpa, de verdad!
      Un beso bien grande Marie.

      Eliminar
  3. Que fotos más impresionantes, me gusta saberte en casa a cubierto y seco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Pili, perdón por tanta tardanza, entre idas y vueltas me olvide de mi pobre Rincón y de las opiniones de mis amigos. Lo siento de veras. Me alegro que te gustasen las fotos. Reconozco que impresionan y más si vas dando vueltas por el suelo, pero como bien dices ahora estoy muy a gusto en casita. Si vieras el día que ha hecho hoy te asombrarías, parece mentira que hace una semana esto parecía el fin del mundo y hoy era verano. C'est la vie.
      Un beso de los grandes y un perdón en consonancia al pecado, o sea, muy grande. Sorry y gracias guapa!

      Eliminar
  4. Amigo manda me a mi correo fotos,un abrazo y subete en alto y proteger e.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, no me he olvidado, solo que tanta movida me esta pasando factura y ya no se acordarme de la gente maja como vosotros. He estado fuera y aunque llevo aquí ya algunos días no recordaba mi responsabilidad con los amigos que me escribís. Lo siento mucho. Y sobre las fotos, la verdad es que ignoro tu correo, mándamelo y te podré pasar algunas instantáneas. Seguí vuestro consejo y ahora en mi equipo no falta una pequeña escalera de aluminio...jeje
      Un fuerte abrazo Anónimo y a lo dicho. Sorry y gracias.

      Eliminar
  5. Bueno suerte has podido contarlo verdad?abrazo grande cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Fiaris, hace días os tenia que haber respondido y entre que he estado fuera y un montón de líos, la verdad es que se me olvido. Te pido disculpas. Sobre el incidente la verdad es que tuve suerte, podría haber sido todo peor. Hice mal metiéndome tan cerca de las olas y ellas estaban muy enfadadas :(
      Te agradezco tu escrito y te pido disculpas por la tardanza. Un besazo Fiaris y gracias

      Eliminar
  6. Oye, ten cuidao, a ver si te vamos a ver en la tele y ya no vuelves...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido mañico Dry, mas vale tarde que nunca, verdad? pero creo que me he pasado, la verdad es que tengo la cabeza en mil sitios y así no se puede. Lo siento mucho. Sobre el incidente la verdad es que lo pase mal, se me pusieron de corbata y por un momento parecía un pulpo intentado agarrarme a cualquier sitio. Todo quedo en un susto. Y por la tele no se si lo darían o no, pero vi cámaras de T5 no muy lejos de allí.
      Bueno Dry, a lo dicho, disculpas por tardar tanto y gracias por escribir. Un abrazo!

      Eliminar
  7. Las fotos son impresionantes pero ten cuidado y no seas tan intrépido....

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Sofia, el intrépido reportero me llamaran...jaja. La próxima voy a trabajar en bañador. Me alegra que por lo menos las fotos hayan salido bien y tengan su impacto. Ya ves que he tardado mucho en contestar y hay no tiene la culpa las olas, mi cabeza que esta oxidada y no funciona bien. Se me había olvidado contestarte. La verdad es que he estado fuera, pero ya llevo unos días aquí y yo ni acordarme del blog hasta hoy que he escrito un post. Disculpame por mi olvido y te doy las gracias por tus letras. Un beso.

      Eliminar
  8. Siento decirte que me has hecho reír, pero se me ha ocurrido también que la suerte ha sido que nos lo hayas podido contar. Las cámaras las podrás volver a adquirir, pero la integridad física a veces cuesta algo más...
    Desde luego las fotografías que nos enseñas impactan, pero nada como la realidad, como bien dices.
    Un besazo y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alba querida, perdón y gracias. Perdón por tardar tanto en contestarte y gracias a ti por escribirme. Lo de cámaras no problem entra en las probabilidades de accidentes laborales, lo paga la agencia. Y la verdad para que ponerlo todo negro, sabes que me gusta dar un toque de humor incluso a situaciones como esta.
      De nuevo me disculpo por la tardanza y te agradezco tu escrito. Eres un primor. Un beso

      Eliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz