"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



domingo, 5 de enero de 2014

6 de Enero, día de Reyes




6 de Enero, día de Reyes







El amanecer de un día de verano.  El olor a pan tostado al levantarte.  Tener tiempo para poder leer un libro con tranquilidad. Ver como se ríe alguien que tú previamente le has contado algo gracioso.  El olor a tu comida favorita al llegar a casa. Mirar como llueve y las gotas golpean el cristal de la ventana. Poner la canción favorita de la persona que quieres. Ayudar en casa sin esperar a que te lo pidan. Descubrir en un rincón de tu casa un juguete de tu infancia. Desempolvar libros que leíste hace muchos años. Perder el miedo a dar abrazos.
Una carta escrita a mano con eso que sientes y nunca se lo dices. Una frase bonita en una nota, en una puerta, en el espejo, en el salpicadero del coche o la mesa de la cocina. Una caricia cuando menos te lo esperas. Dar las gracias a desconocidos. A quien te sirve el café, mantiene la puerta abierta, te cede el paso o espera a que aparques para pasar. Encontrar un disco que te marcó y no sabías donde estaba. No mirar ni la hora ni el móvil mientras alguien te cuenta algo. En mi caso, apoyarme en el pretil del paseo y contemplar el mar sin prisas. El juego de sus olas, el olor de su salitre. Mirar como juegan los niños en la calle. Sonreír, sonreír mucho.
Después de pensar en estos momentos, se que los mejores regalos no están en los comercios.
Agur, no gastéis mucho. No hace falta.


arkaitz



14 comentarios:

  1. Claro que no hace falta gastar,es mejor dar.abrazos Fiaris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, querida Fiaris, que un abrazo es un gran regalo. Tenemos que abrazar más, besar, fijarnos en los niños cuando juegan, mirar más al mar,...son regalos que la vida nos los pone ahí, a nuestro alcance,..aprovechémonos de ello.

      Un beso Fiaris!....y gracias.

      Eliminar
  2. Ahora sí puedo decir, sin miedo a equivocarme, que nos parecemos mucho... al menos en esto.

    Un beso enorrrrrmeee. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea querida Ababol que tu también eres de las que te gustan esas "grades pequeñeces"? Mira, ayer para mi fue un día difícil, trabajo a la mañana, trabajo por la tarde y parte de esta noche, todo ello por la manifestación de Bilbao, Bien, pues ahora, hace bien poco, he podido disfrutar de la cama media hora mirando al techo sin pensar en nada, cosa que para mi es algo imposible. Bueno, pues para mi ha sido un gran regalo. Como lo oyes Ababol, un gratisimo regalo. Y aquí me tienes, más contento que un niño!

      Feliz domingo Ababol. Un fuerte beso!

      Eliminar
  3. Bingo, Arkaitz, pero mañana me voy de rebajas, que en Zaragoza no tenemos mar y en el Ebro mucho no rompe.

    Pero llevas toda la razón. Perdona mi consumismo débil y viciado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Perdonarte Dry?....bueno, vale, te perdono, pero me vas a rezar cinco padres nuestros....jajaja!....es broma!
      Quien no es consumista hoy en día Dry? yo creo que todos lo somos. Me gusta mirar a los niños jugar, el romper de las olas, dar las gracias, abrazar, pero también esos pantalones tan chulos Armani Jeans que he visto en unos escaparates. La carne es débil, Dry, y la mía más. Y de tu querido Ebro que decir, que es bien bonito. Tu míralo fijamente e imagínate unas olas como caballos y veras que la imaginación también es un regalo más. :)

      Abrazos Dry, de un consumista más!

      Eliminar
  4. Comer chocolate, un WhatsApp con un "te quiero mamá", unas risas en buena compañía, bañarme desnuda en mi mar, un "te extrañé", ese guiño de un amigo lejano a través del Skype... Disfrutar de esas pequeñas cosas y ser feliz.
    Muakis chico guapo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hummmm! comer chocolate!.. Se me olvido ponerlo. El te quiero a la amatxo... También buen regalo. El Skype,.. el guiño,.. mmmmm! estoy pensando si te felicite estas navidades Cata...creo que si, pero... Si no fue así sería imperdonable. Ya me lo dirás.
      Pero lo importante es que tu también ves regalos en esos detalles aparentemente pequeños. Pues vale! :)

      Un beso de los grades isleña. Gracias!

      Eliminar
  5. ... Creo que a eso se le llama madurez. Me sumo a tus reflexiones.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Madurez? :( duele, pero me temo que si. Cuando se tiene 23 años, por ejemplo, no te paras a pensar en esas "pequeñeces" solo deseas buena ropa, aparatejos de ultima generación, potentes coches...etc. a eso llamamos regalos. Pero como tu insinúas tiene que pasar el tiempo para darte cuenta de que existen también otros regalos que precisamente no los encuentras debajo del abeto navideño el día de Reyes. Bienvenida al club.

      Un beso Alba. Gracias.

      Eliminar
  6. Lo que más vale nunca cuesta dinero.

    Una entrada amable en un blog amigo....por ejemplo.

    Besos "rey"

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Gracias Pili, lo has descrito perfectamente. Cuantas cosas, para nosotros valiosas, son gratuitas, pero claro! no van empaquetadas en papel de regalo y con un gran lazo, sino que son situaciones, sorpresas, actos...bueno, tu ya lo sabes, por ejemplo ver sonreír a tu pareja en una localidad tarragonesa. :)

      Besos Pili. Gracias por lo de Rey. Espero q sea por la magia de la alegría y no el de operaciones de cadera. jeje!!

      Eliminar
  7. Hola Arkaitz, buenas noches,
    una entrada magistral...
    que barata que es la felicidad, verdad?
    y uno que se vuelve loco por querer todo lo nuevo que sale,
    yo, me quedo con tus regalos...

    un fuerte abrazo
    hasta pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ariel, gracias por escribir y por tus palabras, se agradecen.
      Respecto a los regalos, esta sociedad nos esta convirtiendo en monstruitos que solo nos fijamos en las cosas caras.Tienen que ser de mucho valor económico porque si no, nos parece que no es un buen regalo.
      Cuando vamos por la calle si mirásemos mejor a nuestro alrededor, veríamos escenas y situaciones que son verdaderos regalos. No tendrán un valor económico, pero son grandes regalos. En una palabra, lo que tu dices en tu escrito.
      O sea Ariel que ahora miraremos mejor a las pequeñas cosas que suceden a nuestro alrededor.

      Un abrazo...y gracias!

      Eliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz