"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



jueves, 28 de noviembre de 2013

Cuando los Frikis se meten en tu vida!...




 CUANDO LOS FRIKIS SE METEN EN TU VIDA!...




Pantoja y su hija Chabelita (la preñada)
Me voy!, me marcho a la calle, Tengo prisa y además estoy hasta los huevos.  Hemos quedado ahora, a las diez, con un tipo al que le haremos una entrevista, y como siempre, ando tarde. He salido de casa con mal cuerpo y cabreado, le he dejado a la Sra, María toda compungida y triste y eso me jode. No me gusta verla así, es algo que me supera, no puedo verla deprimida y llorosa. Además si fuera por algo que nos afecta directamente a nosotros, pero es que son por chorradas o líos de otras personas que a mi personalmente me importan un bledo. !Y además que otras personas!!  Me jode verla así por una cuadrilla de capullos que la hacen estar pegada al televisor todas las tardes viéndoles el careto. Que si la niña Chabelita ha salido en la Tele. Que si la han dejado preñada. Que si ya es mayor de edad. Joder, qué nos importará los años de esa chica, además para echar polvos no mira los años y encima debían haber puesto precauciones y no hacerlo a pelo, para eso esta el condón o el sacarla en marcha o terminar con una manola o..en fin, no me extiendo más.
El hijo del torero, ahora en la carcel
Además esa manía de llamarle la niña, joder con la niña, y esta chingando con el primero que encuentra. Qué nos importará lo que haga la hija de la Pantoja. Yo ya le tengo dicho a María, a mi no me hables de eso que se me pone el azúcar por las nubes, y no me interesa. 
Y todos esos disgustos te pasan, -le digo a María- por verle todas las tardes a ese enano de Jorge Javier de las pelotas. Que tipo mas pesado es el presentador de Sálvame, con lo pequeño que es y con toda esa tribu de buitres hambrientos de sangre que tiene de "colaboradores" no dejan títere con cabeza. Se meten con todo y con todos. Joder con el Paolo Vasile, que consignas les mete. Siempre el morbo para captar audiencia.

En fin! dejemos la Tele ahora. 

Nieves Herrero, la del libro
Cogimos el coche y nos fuimos al trabajo, a la entrevista que os decía al principio, pero estaba equivocado, no se trataba de un hombre sino de una mujer, era la periodista Nieves Herrero que ha publicado un libro y lo presentaba ese día en la librería Elkar en la Parte Vieja de Donostia. Iñaki el redactor ya tenía cita con ella para después de la presentación oficial. Sentados en un coqueto café le preguntó de todo mi compañero mientras yo tiraba fotos y más fotos. Me pareció una chica maja, un poco ladeada a la derecha, ya me comprendéis, pero buena gente. Se comió un par de pintxos y dos txakolis durante la entrevista. 
Perdonarme, -les dije- pero quiero hacer una llamada. Saqué el móvil y llamé a casa, a ver como continuaba Maria. Dejarle como la deje me tenía preocupado.

--María, eres tu?
--Si Arkaitz, que quieres?
--Pues nada, solo interesarme por ti, como al irme te he visto tan deprimida con todo eso del embarazo de la hija de la Pantoja! pues...
--!Ay! Arkaitz, no me hables de eso, que disgusto tengo!.
--Pero,...qué ocurre ahora, todavía sigues con eso? ¿has estado viendo al Jorge Javier, el del Sálvame??
--Noo!! Peor, mucho peor que antes Arkaitz, .
--Me asustas Maria, me acojonas. Dime, qué ocurre!
--Pues que han detenido a  José Fernando.
--¿José Fernando? y quien es ese? algún vecino?
El torero (retirado)
--Noo! hombre, no! es el hijo del torero!
--¿Hijo de un torero? Pues no caigo, ¿que torero? Si a mi no me gustan los toros!
--!Pues Ortega Cano! Hombre Arkaitz, en ocasiones pareces tonto! Tengo un disgusto encima terrible.    Pobre niño! con lo joven que es José Fernando, y le cogen pegándose y robando coches. Jesús!. Además sabrás que fue adoptado.
--Pues no, no tenía ni idea. Además María, no puedo concentrarme en lo que me dices, estamos aquí charlando con la periodista Nieves Herrero, tomándole fotos, y vienes tu y me hablas de toreros, de hijos adoptados robando coches...de Isabelitas preñadas...  Comprenderás que... Es que me desconcentras Maria. Dentro de poco voy para casa y te tomare la tensión y te pondré la pastilla para relajarte. Pero apaga la Tele y no veas más esas tonterías de programas del corazón. Vale!!
--Tu ya no eres el mismo, Arkaitz. Se lo pienso decir a tus padres, que ya no me cuidas como antes, que no me quieres. Encima que te cuido como si fueras mi hijo... Yo que te vi nacer!...
--Que si te quiero mujer!! que me preparas las mejores comidas del mundo. Que cuidas muy bien de la casa y de mi.
--Pues entonces cómprame un televisor más grande para mi cuarto.
--Pero María, si por mas grande que lo pongas seguirás viendo a Jorge Javier pequeño, no ves que es enano?..jeje.  Y ahora cuelgo, tengo que tomarle las últimas fotos a Nieves y me despido de ella. Hasta luego y deja ya de ver esa basura en la Tele que luego estás depresiva. Agur!

--Que ocurre Arkaitz, algún problema?? -me preguntó Iñaki en presencia de Nieves- al colgar el móvil.
Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez
--No, nada de particular. He hablado con la Sra. María, ya la conoces y anda loca con todo ese mundo del corazón. Que si la separación de Paquirrin con la modelo Jessica Bueno. Que si la hija adoptiva de la Pantoja se ha quedado embarazada con 18 años. Que al hijo, también adoptivo de un torero que no sé como se llama le han metido a la cárcel.. Total, que se lo toma todo en serio y sufre mucho y ya sabes que a mi eso no me gusta. Y encima me dice que le compre un televisor más grande. 
--Jajaja...-se rieron, tanto Nieves como Iñaki-.

Nos despedimos de Nieves Herrero hasta otra ocasión y nos fuimos. A Iñaki le deje en su estudio y yo seguí hasta Zarautz. Al entrar en casa, ahí estaba María delante del televisor llorando desconsoladamente. Terrible!! que obsesión con el mundo del cuore!  
Y yo sin el televisor grande para su habitación, seguro que hoy no me pone la cena.



arkaitz




sábado, 2 de noviembre de 2013

FAGOR



FAGOR



Hola!...

Me encuentro en el Bar Bideluze de Donosti, lugar de peregrinación por mi parte y mi cuadrilla. La guapa Izaskun me acaba de servir una fría y rica cerveza. Leyendo la prensa y el problema con Fagor y el grupo Mondragón recuerdo como si fuera ayer, siendo yo pequeño, a mi madre haciendo la comida en la cocina, y en ella, aquel calentador a gas con su llama que yo imaginaba la boca de un dragón. Abría y cerraba una y otra vez el grifo en su posición de agua caliente con la sola ilusión de ver su gran llamarada de encendido. Luego mi mente se encargaba de crear el sueño. Dragones, flechas, espadas, guerreros, escudos...  Fagor era la marca de aquel primer calentador.
Justo enfrente, al otro lado de la cocina, el frigorífico Edesa, también de la casa Fagor, nos proporcionaba el frío para los alimentos.. Recuerdo que funcionaba a 125W y con un viejo transformador lo hacíamos trabajar a la corriente que teníamos, creo que de 220. La verdad es que no se cuantas manos de pintura blanca aguantó aquel frigo. Mi aitatxo se encargaba de mantenerlo siempre  blanco a base de capas de pintura plástica que le daba una vez al año y así lo conocí hasta que termine la facultad. 
La primera lavadora superautomática que vi en mi vida fue en casa de la vecina, nosotros entonces no teníamos posibles como para tener una. Recuerdo que, -con consentimiento de la vecina-,  sentado en el suelo frente a la tapa o puerta redonda y transparente de la máquina veía girar y girar la ropa espumosa de jabón a toda velocidad. Me quedaba  mirando fijamente a un punto y parecía que me hipnotizaban. Siempre terminaba mareado y con ganas de vomitar. Fagor era también la marca de aquella lavadora.
En el bar de abajo, en su vieja pared, la camiseta y visera del equipo ciclista del también Fagor, adornaba su pared. Fijaros! incluso llegó a tener su propio equipo ciclista.
Un buen día la famosa burbuja, cansada de hincharse tanto, reventó haciéndose mil añicos y la crisis hizo acto de presencia en un grado galopante  arrasándolo todo a su paso. Fagor no se ha librado. Esta empresa de Mondragón no es sólo la enésima fábrica que se va a pique dejando a verlas venir a miles de trabajadores. Es, además, un trozo de historia sentimental de las generaciones que asistimos a la entrada en las casas de comodidades impensables para nuestros abuelos y que más tarde supimos que se llamaba consumismo. Y de paso comprender la diferencia entre una compañía convencional y una cooperativa, el descubrimiento de que había otro modo de salir al mercado y triunfar. Y el grupo Mondragón y por supuesto Fagor lo eran, una gran cooperativa.
Cuando hace unos meses supimos por las dificultades que pasaba, dimos por supuesto que encontraría la fórmula de levantar cabeza. ¿No se había podido antes con tres, cuatro o cinco crisis?  Pues con esta también se podría.
Pero las noticias y titulares que llegaban decían que estábamos equivocados. El ala de electrodomésticos del grupo Fagor se tambaleaba. Se caía. Se ha caído, han echado la persiana y con ella quedan fuera unos dos mil y pico trabajadores, que contando con comercios, pequeños talleres, bares, etc. que vivían gracias a ella, serán más de cuatro mil. Parece ser que ya no era lo rentable que debería ser y el propio grupo Mondragón no ha querido rescatarla. Al Gobierno Vasco tampoco le parece viable, o sea que...
Una cosa hemos aprendido, que no siempre es la inversión en I+D, la internacionalización ni la competitividad obtenida tocando nóminas la solución, como nos hacen desayunar todos los días estos gobernantes, Fagor hacia todo eso y más. Alta tecnología, gente cualificada, visión internacional,..pero....
En ocasiones -y esto debería servir de enseñanza para todo tipo de empresas y trabajadores por muy duro, doloroso e injusto que parezca-  el hacer las cosas bien no garantiza el futuro.
Ahora solo cabe esperar que este cierre no sea el comienzo del famoso efecto dominó. 

 Un saludo.

arkaitz



-VOTAR-

Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz