"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



jueves, 22 de agosto de 2013

Recuerdos







R E C U E R D O S




Con añoranza recuerdo nombres como Pink Floyd, Queen, Ramones, Bob Dylan, como si el tiempo no hubiera pasado. 
Quitándome un poco de aquí y un poco de allá conseguí mi primer vinilo enfundado en su cuadrado cartón de 31cm por 31cm. Recuerdo el día que se me rayó el disco "Let it be" de los Beatles. Que disgusto, por Dios!! Y también como me enganche al Jazz. Compré un disco de Dylan, pero en su interior, vete tu a saber por que misterios de la vida, había un vinilo  del guitarrista  George Benson. Bendita confusión o misterio. Desde aquel instante me enamore del jazz, entre otras muchas músicas.
Hoy escuchamos música comprimida con complicados formatos algorítmicos, metida toda ella en aparatos digitales, que al mismo tiempo sirven para poder hablar, tanto con tu querida tía, por ejemplo, como mandar mensajes de texto, sms o WhatsApp a quien tu quieras, al tiempo que sacas cientos de fotos allí por donde vas. Todo eso es posible con ese ciber-aparato guardado sigilosamente en el bolsillo como si fuera un pañuelo moquero. El teléfono móvil.
Para leer la prensa no hace falta gastarse un euro y pico que cuesta un periódico actualmente, basta con pasar el dedo por una pantalla, y sin necesidad de humedecer las yemas de los dedos, pasas las páginas. Que quieres leer un libro, pues no tienes porque comprarte un tomo de esos de mucho cuidado, de los de un kilo doscientos gramos y  sus ochocientas y pico páginas, no, el mismo título lo tienes comprimido en un aparato electro-cibernético que no pesa nada, donde el texto de la obra aparece en su pequeña y clara pantalla. Ya puedes tener a Garcia Márquez, Bernardo Atxaga, Mitch Albom, etc. etc. en el bolsillo.
Todo ocupa mucho menos. Todo es portátil. Todo es pequeño, enano, microscópico, táctil, con sensores que acojonan. Todo es mucho más frío.

La vida virtual nos facilita el acceso, de una forma barata y fácil, a un mundo cultural ilimitado. Sin embargo perdemos la magia. La comodidad mató a la magia. Se terminó el amor por los objetos.
Recuerdo que yo me sabía, por orden, todos los títulos de la cara A y la cara B de los discos.  Ahora accedemos a cientos y cientos de canciones recopiladas, comprimidas y sin orden, en nuestros móviles pero nos cuesta recordar sus títulos y quien los interpreta.

Existen objetos que terminamos amándolos porque los asociamos a momentos y emociones de nuestra vida.  Un disco es una época, un momento, un instante de nuestra vida.  Lo asociamos a la gente con quien lo escuchamos, quizás a la que ahora, actualmente amamos. Una canción puede ser un instante de nuestra vida, con ella besamos a la persona que amábamos. Esos objetos, esos recuerdos, son pequeños trozos de nuestras vidas.
  
La cultura ya no se guarda en estanterías sino en listas comprimidas. Lo inmaterial ha vencido pero se esfuma tan rápido como irrumpe en nuestras vidas. El ser humano necesita agarrarse a los recuerdos y objetos, pues forman parte de nuestras vidas. 
Un objeto, pudo ser una suave caricia. Una canción, un beso mientras bailabas. Un libro, una mirada en aquel viejo café. Son recuerdos.  Son trozos de vida.

arkaitz


viernes, 9 de agosto de 2013

Rajoy y las distintas fases del sueño



RAJOY Y LAS DISTINTAS FASES DEL SUEÑO




Para que engañarnos, para mi el verano siempre ha sido una estación en la que no puedo descansar nada. Me cuesta conciliar el sueño. ?¿...¿Por qué será? ¿Quizás sea el húmedo calor que me abraza como una apasionada amante? ¿Será el traicionero ataque de un jodido mosquito-tigre-africano metiéndome su aguijón por todo el glúteo? ¿O será quizás las caricias de Beltzi, mi gato, que esta mimoso perdido pegado a mi? Pues no!, no es nada de eso, es mucho peor. Se trata de soñar, si, he dicho soñar.
Además del húmedo calor sofocante, un terrible y mal sueño es el que impide mi descanso nocturno, y hoy precisamente me he dado cuenta de ello.

Esta noche me he despertado súbitamente cuando más o menos debía estar en plena fase REM del sueño, y claro, me acordaba perfectamente de todo lo que había soñado minutos antes. No penséis que soy un estudioso del tema, no, que va!, pero he ido al Google y he mirado como funciona este tema de los sueños recordados, y según ponía allí estando en la fase REM de un sueño, si te despiertas de repente, te acuerdas de todo lo soñado. Reconozco que no me ha quedado muy claro ciertos aspectos de ese mundo tan apasionante como complejo que son las fases durmientes, pero me he podido hacer una idea.
Y ahora decirme queridos amigos,..¿A que no sabéis con quien coño estaba soñando yo en la profunda fase REM en el preciso y místico momento  que me ha despertado la charanga veraniega-festiva a su paso por debajo de mi balcón?...   Pues queridas amigas y amigos,.. eran ni más ni menos que el mamonazo de Rajoy, con su Bárcenas, su Cospedal y toda su tribu. Así, como lo oís. No es de extrañar que últimamente yo duerma como el culo si mis sueños son con esa gente.
!Oye!, es que me tocan ya los cojones estos gobernantes!! que los veo hasta en sueños!! !Oye!, pero es que no pego ojo por su culpa!, bueno ojo pego, pero con terribles pesadillas como podéis ver.  Y además lo peor de todo, como os habréis dado cuenta, es que todo lo que sueño lo debo de hacer siempre en la puta fase REM de los cojones porque luego me acuerdo de todo. Porque, digo yo; podría soñar en otra fase,¿no?.. No se, en la ROM, o la RIM, o la que sea, no? pues no, tiene que ser siempre en la REM que es la que hace acordarte de todo. Porque eso es lo peor, que hay sueños que más valdría no acordarse nunca.

Y esto es una constante últimamente en mi descanso nocturno. Tengo sueños horribles, como el de ahora, en los que veo y recuerdo como Rajoy y el  Bárcenas, acostumbrados como están a echar mano de todo lo que no sea suyo, pues cogen mi cartera y con ella mis tarjetas de crédito y sacan con ellas en un cajero todo el dinero que tengo guardado en el banco, y me dejan totalmente en pelotas. Y además veo como teclean  perfectamente mi clave. Se la saben de memoria, mucho mejor que yo. !Esto es terrible!.  Y no se andan con chiquitas, sacan el dinero de las dos cuentas, la que tengo para los acreedores y la que tengo para el disfrute. Si serán cabrones, luego dirán que no tienen sobresueldos.
Lógicamente y como comprenderéis, con semejantes pesadillas no se descansa absolutamente nada, me despierto sobresaltado, desencajado, sudoroso... 
Ese desasosiego que me produce el delirio de tan horrible sueño, esa inquietud, ese desazón que me envuelve y que siento, hace que de vueltas y más vueltas en la cama como una broca del ocho, enrollándome  con las sábanas como si bailaría un bello tango argentino con Amalia Granata. Debo de poner tanto ímpetu soñando y doy tantos giros sobre mi eje, que cualquier día me caeré de la cama.
Desde luego las pesadillas son como la vida misma, porque me veo a mi mismo en el sueño diciéndole Rajoy;.. Oye! tu, Rajoy, me tendrás que dar explicaciones de lo que has hecho, porqué me has robado todo el dinero. Y éste me contesta chulescamente diciéndome que las explicaciones me las dará en el Senado y cuando le salga del occipucio, o sea, más o menos de los cojones,

Y  continuó diciéndome -en mi sueño REM- que él no hacia ni caso a la Christine Lagarde, la directora del FMI, ni de nadie que le recomendara que nos bajara los sueldos el 10%, sino que él iba directamente a quitarnos la cartera y a tomar por el culo. Que ni el 10% ni el 15%, ni nada de esas chorradas, que él nos quitaba todo de golpe y listo! 
En ese momento fué cuando me desperté sudando, totalmente acongojado y tembloroso de los nervios. Me puse de pie en la cama como acostumbro, desnudo, como el "David" de Miguel Ángel o el pichagorda de Nacho Vidal, y pegue un grito tarzanero tal cual este: !!CAAABROOONESSSSSS!!! Fue en ese momento cuando escuche aporrear la puerta de mi habitación a la Sra. Maria. La buena de Maria, asustada por mis gritos me decía: Pero Arkaitz, que haces, que te ocurre? estas bien?? que dirán los vecinos, por Dios! no grites!!

Me duche, me vesti, me tome un café y me fui diciéndole adiós a la buena de Maria que me miraba asustada. 

Ya por el camino voy dándole vueltas a la cabeza  sobre el significado del sueño, -ahora me gustaría dominar la oniromancia-  y por si acaso fue real lo del sueño, metí la tarjeta en el primer cajero que vi para comprobar si estaba mi dinero. Y allí estaba, menos mal. Ya me quede mas tranquilo. Pero no obstante intento poner orden en mi cabeza y darle algún sentido a esos sueños.
Es entonces cuando recuerdo que más abajo de esta misma página, abajo del todo a la derecha, (podéis bajar) puse hace mucho una chorradita de esas de la interpretación de los sueños, he bajado y he puesto la palabra "dinero". Podéis hacerlo vosotros también, y poner la palabra que queráis relacionada con lo que os interese, ahí podréis ver su significado. Yo aparte de dinero he puesto varias; euros, presidente, robo. corruptos, etc.

Bufff! que sueño tengo. Estas noches de verano son horribles.

Agur gente, gero arte!

arkaitz

-VOTAR-



Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz