"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



lunes, 22 de abril de 2013

LA INFLUENCIA DE UN LIBRO "Cincuenta sombras de Grey"


Hola a todos. He estado unos días fuera y he dejado abandonado un poco el Blog,  y al dejar el Blog también a vosotros, lo siento mucho, procurare escribir más e intentar divertiros. Encima no he estado de vacaciones, sino que he estado por el trabajo. Pero bueno, ya estoy aquí y espero que todo continué como antes. Un beso a vosotras y un abrazo a vosotros. Gracias por estar.


LA INFLUENCIA DE UN LIBRO

"Cincuenta sombras de Grey"







Como viernes que era y como es también costumbre toda la cuadrilla de amigos tuvimos cena en la sociedad aquella noche.  Es una costumbre de años, es como un ritual, un ritual que en realidad nos encanta. Si durante la semana, algunos no nos hemos visto para nada por cuestiones de trabajo o lo que fuera, ese día nos encontramos allí todos sin falta. Nadie falla a la cita a no ser que sea por fuerza mayor. Cenamos, bebemos, cantamos, charlamos y luego nos vamos a una pequeña sala de fiestas que hay por allí cerca.  
Esa noche también lo hicimos. Después de la cena nos fuimos a esa coqueta sala de fiestas desde la cual se ve el mar. Según entrábamos  me fije en una preciosa chica que sentada en una mesa, sorbía lentamente con una pajita una copa de algún tipo de combinado mientras leía con interés un libro. Nosotros continuamos hasta la barra y alguno pidió al camarero las consumiciones. Mientras, yo seguía con la mirada a la chica de la copa y el libro. Era preciosa, bella,..quiero decir la chica, no la copa, eh!  Allí estaba ella, totalmente ensimismada con la lectura de aquel libro, mientras en el ambiente sonaba la melodía  Take Five de Dave Brubeck.
-Ahora vengo, dadme la cerveza que he visto a un conocido y le quiero saludar. No tardaré mucho-. les dije 
-Ya ya, siempre dices lo mismo-, dijeron todos a una, como un orfeón. 
Me abrí paso entre la gente con la cerveza en alto, justo a la altura por donde vuelan las moscas. Llegué por fin hasta la mesa de la chica  estirándome la americana aprisionada por la gente. Dejé la cerveza encima de su mesa. 
-Hola, ¿Me permites? es que al pasar me han descamisado y arrancado, por lo menos, dos botones de la americana. Atravesar entre tanta gente es agobiante. Están todos besándose y no se enteran. 
-Si si, ponte cómodo, no es ninguna molestia. Y tienes razón, hay mucha testosterona flotando en el ambiente. 
-Gracias. ¿Que estas leyendo? y perdona, te pareceré un cotilla ,verdad?
-Jajajaja-  se rió ella enseñándome una gran dentadura, similar a la de un Pastor Alemán, pero blanca como un anuncio de dentífrico. 
-No eres cotilla, hombre-  me dijo  y mira, contestando a tu pregunta, estoy leyendo "Cincuenta sombras de Grey"-.
-Hombre-!  le dije,  -La famosa novela? Ya sabes que la autora quiere que sea una trilogía, verdad?  Según me han dicho trata de unas relaciones bastantes especiales. A la chica le va las relaciones masoquistas, no? 
-Si, el instinto masoca lo tenia escondido, y el ligue con aquel joven magnate de negocios le hizo florecer su instinto sumiso.. 
!Joder! que cosas!
-Oye, -me dijo- te parece que nos vayamos a dar una vuelta. 
-Pues me parece una gran idea, yo ya he terminado la cerveza. Me despediré de los amigos. Además tengo ganas de respirar aire puro.
Y nos fuimos. Salimos de la sala de fiestas y paseamos y paseamos, hasta que se quedo quieta de repente y me dijo: 
-Quieres subir a mi casa? Vivo aquí mismo.
-Esta bien, ¿tienes algo de beber?
-Si, champan. 
-Que bien, me encanta.
-Y dime,...¿quieres otra cosa aparte del champán?? -me dijo ella-
-¿El que? ¿Por ejemplo....??
-!!Follar!! -me dijo enseñándome de nuevo sus grandes dientes y con una mirada de lo más libidinosa-
-!Joder! que fuerte. -exclamé- Dicho así de sopetón!...me coges en frío..
-Además te enseñaré una cosa. Algo relacionado con el libro que estoy leyendo,..el de las sombras de Grey.
-Ah! que bien! 
 Y sin mediar palabra me tiró a los pies unas esposas, pero de las reglamentarias, eh! O sea, de las de acero del duro, de las que ponen a los detenidos.. Y segundos después también me tiro un látigo de cinco puntas de domar elefantes y una especie de pasamontañas de cuero negro.
-!Hostias!..dije, la verdad has conseguido impresionarme. Joder que juguetitos. Te has metido realmente dentro del libro que estas leyendo, no?
-Si, es que yo también he descubierto el placer que estaba oculto en mi interior. Me gusta que me peguen, que me insulten, que me aten, que me dominen.....y yo no lo sabia.
-!!Coño!!..Pues no se si yo... yo soy mas bien pacífico. Quiero decir tradicional. -le dije y continué-
-Yo, que sepas, no soy de esos de pegar golpes cuando estoy en la cama. Quizás algún cachetito en el culo de esos suaves, como una caricia.
-No, no, nada de caricias y mariconadas, -dijo ella- yo necesito unos buenos golpes para excitarme. Que me peguen, que me insulten, que me flagelen. que me fustiguen. Hala, ponte el pasamontañas, coge el látigo y pégame de hostias!.
-Pero mujer! así en frío?, sin precalentamiento? desnudo y con el pasamontañas, estoy helado, chica!
-Nada, nada tu pégame una hostia..que eso me pone cachonda perdida..
 Allí estábamos los dos desnudos. Ella de espaldas con el culo en punta. Y yo,...imaginaros como podría estar yo en pelotas y con un pasamontañas negro. Todo menos sexi.
 Pero en fin!... con sumo cuidado cogí el látigo o zurriago de ganadero de la Florida y con un leve impulso le rocé suavemente el trasero previamente puesto en pompa. Me era imposible pegarle fuerte. Me miró con cara de sorprendida y de pocos amigos y me dijo:...
 -!Pero tu eres tonto o que!! ni lo he sentido, dame el látigo que te voy a enseñar el placer de sadomaso.
 .-No, no, déjalo, ya te comprendo. Déjalo para otro día.
 Pero ya era tarde. me había dado un zurriagazo de demostración el cual se me había enroscado en las piernas clavándose sus cinco puntas en la carne. Un sonoro aullido salió de mi garganta como solo Plácido Domingo es capaz de hacerlo...Auuuuuuuhhhhhhh!!!!!! Y me caí al suelo.

 Un cubo de agua fría y helada cayo encima de mi haciendo que saltara de semejante impresión. Con un ojo entreabierto pude ver a aquella chica, de la cual ni siquiera sabia su nombre, como me animaba a levantarme mientras me decía que disponía de mas juguetes de placer que me encantarían. Para entonces se había puesto mas artilugios encima, como un collar de perro con púas y unos largos guantes negros de cuero en sus manos, los cuales sujetaban unas hermosas pinzas de ropa. ¿para que serian..?¿?¿...pensé.

 Me levante saltando como un portero de fútbol ante un penalti, y ya de pie le dije:..
 -Oye, no es este mi estilo y te recomiendo que no sigas leyendo mas el libro. Hay que comprender y saber asimilar lo que lees. No creo que la chica de la novela sea como tú, sus ligues no durarían mucho. Todos morirían.
 Me puse la ropa, le di un beso en la mejilla y me fui.
 Baje las escaleras de tres en tres y al salir del portal respire con fuerza cogiendo aire que mis pulmones agradecieron. Me sentí libre. Iba contento, me sentía contento y dolorido al mismo tiempo. Sobre todo las piernas. Solo el comentario de un niño a su padre hizo sentirme algo mal. El niño le dijo a su padre:
 -Papa, papa, mira ese hombre, es Batman! ?¿? 
 -Calla hijo, no digas tonterías. -le contestó su padre-
 Luego me di cuenta de que seguía con el pasamontañas de cuero negro puesto. El niño casi tenia razón, el parecido con Batman era enorme.



 arkaitz

-VOTAR-







Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Google+

lunes, 1 de abril de 2013

El corralito



EL CORRALITO




Descansando del cumple

Estaba yo tan agustito, -como decía el maestro Ortega Cano en pleno ataque de frenesí pachanguero-, disfrutando de mi cumpleaños y aireandome de los  vapores etílicos, cuando me dijo Ion, -un buen amigo y analista político por afición-,  que por Chipre la cosa estaba muy, pero que muy jodidita. O sea, por ejemplo, que vas a sacar algo de tu dinero al Banco en el que has depositado toda tu confianza, que metes tu tarjeta de crédito en la raja del cajero, esperas un rato, salen un par de billetes y cuando asoma el tercero y tu te dispones a echarle mano y no soltarlo.., !!Zass!! se te cierra la tapa del cajero casi a punto de amputarte los dedos. Una gran putada chicos. Esta librada de dedos te deja al punto del infarto. Esto del corralito es peor que el corral de la Pacheca. El día que España sea un corral, -cosa normal pues hay mucho cerdo suelto-, no sé que haremos para salvar nuestros ahorros. Quizás yo los ingrese en algún banco de Biarritz o Hendaya que lo tengo aquí al lado,  que ya es Francia. Son ciertas ventajas eso de vivir cerca de la frontera.
No es de extrañar que ante tanto corral y corralito haya gente con mente lúcida y abierta a las inclemencias de los tiempos que haga del corral su negocio.
El cajero de marras
Han visto, me dicen, gentes, que puestos en las esquinas te venden calcetines con el signo del dólar adornando el talón, donde poner a buen recaudo tus ahorros. Personas que por el módico precio de 10 euros te venden huchas con forma de cerdito, de pato, de gallina, etc,  donde poder también guardar tus dineros. Empresarios con mayor capital que han creado su pyme con la intención de fabricar colchones con la única novedad de la incorporación de una caja fuerte de combinación electromagnética, a los pies de éste. O sea, lo que toda la vida se ha venido llamando, guardar el dinero bajo el colchón, pero con más sofisticación. 
Si por haber, hay mentes lúcidas que ven negocio allí donde la gente las pasa putas. Para qué tener el dinero desparramaó por todos los muelles del colchón donde se pueden agujerear? pues no, lo tienes guardado todo seguro en la caja fuerte del mismo. ¿Que te puede ocurrir? ¿Que estés con tu chica echando un calimeño y en pleno jolgorio orgásmico te pegues con una esquina de la caja fuerte en los huevos?  ¿que hacer?  pues te jodes, que para eso son tus ahorros y tu colchón anticorrales. Todo rincón esta permitido, todo menos meter el dinero en los Bancos con sus cajeros comededos. !Que les den!

El colchón ahorrador
En fin! que he empezado diciendo que estaba disfrutando de mi cumple del día 30 cuando me interrumpió mi amigo Ion para contarme lo del corralito y yo que soy muy visceral y llevo la política en las entrañas hasta el punto de hacer de mi estómago una caja fuerte, pues me he comido 400 euros en billetes de 100. Ahora bien, no se si es debido a las copas de más que he ingerido para apagar las velas o a un ataque de protesta contra la oligarquía capitalista que nos domina. Jeje, como suena, eh!  Sea lo que fuere, me da que no hay Dios que me coja los ahorros de mis tripas.

Aprovecho este análisis político tan concienzudamente desglosado para agradeceros vuestras felicitaciones en mi cumple que, sobre todo por mail, Twitter y Facebook me habéis hecho llegar. Un besorro a todos! Gracias.

Agur gente! Gero arte!


arkaitz

-VOTAR- Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Google+

Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz