"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



sábado, 2 de noviembre de 2013

FAGOR



FAGOR



Hola!...

Me encuentro en el Bar Bideluze de Donosti, lugar de peregrinación por mi parte y mi cuadrilla. La guapa Izaskun me acaba de servir una fría y rica cerveza. Leyendo la prensa y el problema con Fagor y el grupo Mondragón recuerdo como si fuera ayer, siendo yo pequeño, a mi madre haciendo la comida en la cocina, y en ella, aquel calentador a gas con su llama que yo imaginaba la boca de un dragón. Abría y cerraba una y otra vez el grifo en su posición de agua caliente con la sola ilusión de ver su gran llamarada de encendido. Luego mi mente se encargaba de crear el sueño. Dragones, flechas, espadas, guerreros, escudos...  Fagor era la marca de aquel primer calentador.
Justo enfrente, al otro lado de la cocina, el frigorífico Edesa, también de la casa Fagor, nos proporcionaba el frío para los alimentos.. Recuerdo que funcionaba a 125W y con un viejo transformador lo hacíamos trabajar a la corriente que teníamos, creo que de 220. La verdad es que no se cuantas manos de pintura blanca aguantó aquel frigo. Mi aitatxo se encargaba de mantenerlo siempre  blanco a base de capas de pintura plástica que le daba una vez al año y así lo conocí hasta que termine la facultad. 
La primera lavadora superautomática que vi en mi vida fue en casa de la vecina, nosotros entonces no teníamos posibles como para tener una. Recuerdo que, -con consentimiento de la vecina-,  sentado en el suelo frente a la tapa o puerta redonda y transparente de la máquina veía girar y girar la ropa espumosa de jabón a toda velocidad. Me quedaba  mirando fijamente a un punto y parecía que me hipnotizaban. Siempre terminaba mareado y con ganas de vomitar. Fagor era también la marca de aquella lavadora.
En el bar de abajo, en su vieja pared, la camiseta y visera del equipo ciclista del también Fagor, adornaba su pared. Fijaros! incluso llegó a tener su propio equipo ciclista.
Un buen día la famosa burbuja, cansada de hincharse tanto, reventó haciéndose mil añicos y la crisis hizo acto de presencia en un grado galopante  arrasándolo todo a su paso. Fagor no se ha librado. Esta empresa de Mondragón no es sólo la enésima fábrica que se va a pique dejando a verlas venir a miles de trabajadores. Es, además, un trozo de historia sentimental de las generaciones que asistimos a la entrada en las casas de comodidades impensables para nuestros abuelos y que más tarde supimos que se llamaba consumismo. Y de paso comprender la diferencia entre una compañía convencional y una cooperativa, el descubrimiento de que había otro modo de salir al mercado y triunfar. Y el grupo Mondragón y por supuesto Fagor lo eran, una gran cooperativa.
Cuando hace unos meses supimos por las dificultades que pasaba, dimos por supuesto que encontraría la fórmula de levantar cabeza. ¿No se había podido antes con tres, cuatro o cinco crisis?  Pues con esta también se podría.
Pero las noticias y titulares que llegaban decían que estábamos equivocados. El ala de electrodomésticos del grupo Fagor se tambaleaba. Se caía. Se ha caído, han echado la persiana y con ella quedan fuera unos dos mil y pico trabajadores, que contando con comercios, pequeños talleres, bares, etc. que vivían gracias a ella, serán más de cuatro mil. Parece ser que ya no era lo rentable que debería ser y el propio grupo Mondragón no ha querido rescatarla. Al Gobierno Vasco tampoco le parece viable, o sea que...
Una cosa hemos aprendido, que no siempre es la inversión en I+D, la internacionalización ni la competitividad obtenida tocando nóminas la solución, como nos hacen desayunar todos los días estos gobernantes, Fagor hacia todo eso y más. Alta tecnología, gente cualificada, visión internacional,..pero....
En ocasiones -y esto debería servir de enseñanza para todo tipo de empresas y trabajadores por muy duro, doloroso e injusto que parezca-  el hacer las cosas bien no garantiza el futuro.
Ahora solo cabe esperar que este cierre no sea el comienzo del famoso efecto dominó. 

 Un saludo.

arkaitz



-VOTAR-

14 comentarios:

  1. Pues sí Ark, es muy triste que pasen estas cosas. Y lo peor de todo es que todo es que no está en vías de arreglarse pronto.
    Una pena, la verdad.
    Hblando de otra cosa.... nuevo look, no? :) y dime... ese Beagle, es tuyo??

    Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ababol, pues si, las cosas están muy achuchadas, la gente que pensaba que tenia algo seguro ahora lo tiene inseguro. La grieta cada vez es mayor entre clases sociales, parece que algunos con la crisis sacan más que sin ella. No se como se lo montan algunos pero oigo y leo de sueldos verdaderamente inmorales. Algo henos hecho mal.
      Y sobre el Beagle y el look,...el chucho, curiosón él, se me puso delante quieto parado y dispare la máquina, me pareció bonita la foto con él ahí. Y el look,...pues quizás un canto al otoño,..sin más misterio.

      Un beso otoñal Ababol.

      PD: sorry, te debo muchas visitas a tu rincón, me pasare, te lo prometo. ; (

      Eliminar
  2. Nada de lo que ayer dábamos por sentado presneta hoy aspecto de seguridad, ni las empresas, ni las claves para triunfar (que no deja de ser seguir adelante con un poco menos de miedo)
    Ojalá el dominó se pare pronto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada es seguro hoy Pili, tienes razón. Esta crisis es como un seísmo donde ves agrietadas las paredes de las empresas y te preguntas...¿cuando se caerá? y al día siguiente ya esta en el suelo. No se lo que ocurre, pero yo por aquí veo cada vez más coches descapotables y también más gente durmiendo en cartones. El dominó?...esperemos que pare Pili, esperemos.

      Un beso!

      Eliminar
  3. Esperemos le encuentren una solución y los empleados no pierdan su trabajo...ver la situación en la que está esta gente, peleando por su trabajo y después ver a Fátima decir que el paro desciende o a Montoro jactarse que ya estamos viendo la luz al final del túnel me pone de una mala leche indescriptible....besooooossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marita, después de pedirte perdón por tanto tardar en contestarte te diré que esto lo sigo viendo más negro que un cine en plena proyección. Ademas lo que tu dices, les escuchas a esos políticos mentir como bellacos y te sientes peor, ves que encima te toman el pelo. Encima es que nos están saliendo muy caros esos mentirosos, porque aparte de eso son ladrones y nos están dejando en bolas.
      En fin! a ver si entre todos, pero todos los de a pie levantamos esto, si estamos esperando a los políticos vamos de culo (con perdón) ; )

      Un beso muy grande Marita,...gracias y perdona

      Eliminar
  4. Sabes lo que ocurre Marita, que esta gente que cobra grandes sueldos y gestiona muy mal todo, aparte de eso, disponen de un rostro de cemento terrible. Ellos son conscientes de los disparates y mentiras que nos cuentan, pero les importa un bledo todo. Antes los políticos eran por convicción ideológica y ahora lo son por el dinero. ¿Que vamos a esperar de esa de gente que sale disparado de su trabajo, algunos sin votar, mientras se gestiona las pensiones?....nada!

    Besos!! Marita,...y gracias!

    ResponderEliminar
  5. Que duda cabe que con el actual gobierno las empresas lo tienen mejor para entrar en concurso de acreedores o hacer ERE y por eso aprovechan el momento. En Fagor supongo (porque claramente no se sabe) que durante los años de bonanza económica han tomado decisiones poco adecuadas. Se quisieron asociar con Haier porque la gran marca china quería fabricar en Europa debido al encarecimiento de los costes del transporte desde su país de origen, pero en Europa se encontró con muchas dificultades, entre ellas que los trabajadores están sindicados y cobran más salario... Total, que no ha cuajado el acuerdo. Si a eso le unimos que se construye menos y que no hay trazas de que la construcción se active porque tenemos viviendas vacías para cubrir las necesidades de los próximos 10 años o más... Y que sus directivos, probablemente, habrán estado exprimiendo la empresa a base de bien...
    En fin, que al final los trabajadores somos los que pagamos la falta de previsión de los que se supone que saben lo que hacen. Siento que hayan familias que lo tengan que pasar mal por la inseguridad laboral, es terrible. Sin empleo no hay futuro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alba, guapa!.. disculpa el haber tardado tanto,....y ya van...las veces que tengo que disculparme por tardón. Sorry. Lo del concurso de acreedores ya es una realidad, Fagor y sus satélites están dentro. Pero no duele solo eso, duele mucho la profunda grieta abierta por Fagor en la "autoestima" del tejido empresarial vasco que ha hecho además tambalear los cimientos de la solidaridad propios del cooperativismo. Todo esto desemboca en que no sólo desaparece una empresa, también se fulmina una forma diferente de cooperación dentro de una empresa. A mí personalmente me duele la quiebra por los valores de participación y solidaridad que se pierden, no tanto por el dinero. Esos valores se van al garete y hay gente que no le da importancia. Pero soy consciente del que de repente se queda sin nada o con poco no tendrá ganas de hablar de cooperativismo, forma de empresa, solidaridad y demás zarandajas. En fin, esperemos a tiempos mejores,..y que no tarden.

      Besitos gratinados. ; )......gracias y sorry.

      Eliminar
  6. Como que pasan las mismas cosas en todas partes, ¿cierto?, y no se a quien culpar; si a los gobiernos, o a los empresarios, o a la gente que los vota, al chancho o al que le da el afrecho, no lo sé, no lo sé, yo sólo quiero dejarte un abrazo, y perdona mi ausencia, si?, he estado un poco loca corriendo de un lado a otro, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rimes, guapa! y tu me hablas de perdones por ausencia? mírame a mi como me comporto, contestándote a los 16 días de que me hayas escrito. No tengo perdón, lo siento! : ( Últimamente ando loco de un lado para otro. Ay! cualquier día de me da un jamacuco : (
      Pues sabes lo que digo mi querida Rimes, que la culpa siempre la tiene quien vota a una panda de incopetentes que lo unico que les gusta es el dinero. Estoy convencido que lo que falta a unos es porque se lo han llevado ellos, los politicos. O sea que una de dos o el pueblo espabila o todos a la basura. Soy de los que siempre he dicho que el pueblo tiene la ultima palabra,...aunque como sea la de votar a los ladrones como hace dos años.....mmm!!

      Un beso Rimes, pasare por ese rinconcito tuyo y leeré y escuchare ese "Y tienes algo que necesito"

      Eliminar
  7. Y el gobierno habla de recuperación y cada vez hay más parados y más trabajadores con nóminas mermadas. Lo que no comprendo es que no vayamos todos allí y les quememos vivos en el Congreso. Nos ahorraríamos una pasta y se podría emplear en salvar empresas de toda la vida que se están yendo a pique.

    Un saludo, Arkaitz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Dry!..ya dirás, !pero ese ya no contesta a los amigos? pues si, tarde pero aquí estoy. Esta mal decirlo ahora, actualmente, o parece presuntuoso lo que te voy a decir, pero me da que lo que les falta a algunos lo tengo todo yo. ! Por dios!, es que no paro, la verdad tengo demasiado curro. Ya no puedo ni hacer remo.
      El gobierno Dry, habla de muchas cosas, de recuperación, de luz en el túnel, de que si patatin, de que si patatan. Ahora es cuando estoy convencido que estamos en manos de unos mangantes de mucho cuidado. Les importamos un carajo, ellos han venido a enriquecerse y punto. Lo jodido es que lo están consiguiendo. !Ay!!! no habrá un tipo limpio en toda la fibra política. Siento ser tan pesimista Dry, encima que te contesto tarde, va y te lo pongo tan negro todo. ; (

      !Pero que no decaiga la amistad! Un abrazo Dry,....gracias y sorry

      Eliminar
  8. El mundo es como un calco,si pasa aqui pasa allá y si pasa allá pasa acá Abrazo amigo Fiaris

    ResponderEliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz