"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



miércoles, 19 de diciembre de 2012

Si!....¿Digame?



SI!....¿DIGAME?




La operadora imaginaria

Estaba realizando un trabajo fotográfico para una conocida empresa de comunicación, cuando me vi en la necesidad de ponerme en contacto con ellos. Cogí el móvil y ...:
Ring, Ring, Ring....clik!..
Oiga!..muy buenas, llamaba para saber si.....Mi intento de pregunta fue interrumpida en seco por una voz metálica de mujer, diciéndome: Si desea hablar con la sección de telefonía fija, pulse o diga uno. Si desea que sea telefonía móvil, pulse o diga dos. Si lo que desea es la sección de Internet, pulse o diga tres. Si desea que....  Y así hasta ocho opciones y sus números. 
Me quede en silencio un buen rato pues no me esperaba aquella voz sugerente de mujer metálica. Yo, que tengo una habilidad especial para poner cuerpo a todo lo que se mueve, veo y oigo, enseguida imaginé que la voz pertenecía a una alta mujer morena de grandes ojos negros y rojos labios carnosos. Y un cuerpo escultural con largas piernas y altos tacones de aguja, acompañaban a la cabeza que he descrito. La imaginé tan bien, que olvidándome que se trataba de una máquina la que me hablaba, me dirigí a ella diciéndole: Oiga señorita, usted disculpe, reconozco que puedo resultar pesado, pero es que no deseo hablar ni con teléfonos fijos, ni con los móviles, ni con Internet, lo que deseo es hablar con la sección de creativos, concretamente con Mikel 
En pleno colapso mental
Un rato de silencio y la chica-máquina hablo de nuevo: Por favor, no ha pulsado ninguna opción. Si desea hablar con la sección de telefonía fija, pulse o diga uno. Si desea que sea telefonía móvil, pulse o diga dos.  Si lo que desea es la sección de Internet pulse...etc, etc.  Me soltó de nuevo todo el rollo.
Pensando en despistarle a la chica-máquina, pulsé el nueve, número que no había nombrado, pero me contesto con un: Por seguridad esta conversación esta siendo grabada y servirá como prueba..y tal y tal y tal...
!Cojones! pero de que conversación habla! pensé para mi, si no he hablado con nadie!. 
Señorita,.-yo seguía viéndola como una mujer despampanante- si lo único que intento es que me ponga con Mikel, el creativo. Pero la chica-máquina ataco diciéndome: Por favor, teclee en su teléfono su nombre y el número de identidad.
Pues espere un momento, le dije a la chica-máquina, porque acabo de cambiar de móvil y todavía no le he cogido el tranquillo a este. Espere. Hummm! a ver,..a-r-k-a-i-t-z...y.ahora ¿como se cambia a números? ah! si..1-8-****** (los asteriscos son obvios, es para que no os enteréis de mi DNI) !!Ya está señorita!! le dije elevando la voz, quizás por cansancio, quizás por estar aguantando a una pelmaza, quizás porque se me estaban hinchado los huevos!!
Datos introducidos erróneos, dijo la chica-máquina, no figura usted como cliente, me dijo. 
¿Pero que cliente ni que coño?, que no soy cliente señorita, que solo quiero hablar con Mikel, de la sección creativa!!
Por favor, introduzca con el teclado de su teléfono su nombre y el número de identidad.
Joder!! otra vez? Ya van dos. Vamos a ver, le pondré el nombre de Mikel que conozco su DNI y él trabaja ahí. Todo esto ocurría bajo el fondo musical del Nocturno número 2 de Chopin, que la empresa y la chica-máquina tenían puesta como melodía ambiental. El detalle se agradecía.
Después de unos segundos la voz metálica hablo: Todo correcto señor, fue lo que dijo la máquina. Yo estaba ya de mala leche y a la máquina ya no la veía ni ojos grandes y negros, ni alta, ni con piernas macizas, ni buenorra, ni nada. Mi imaginación había petado.
Ahora le pongo con una operadora, me dijo la máquina parlante.
Joder! ahora una operadora, lo que faltaba!
Si, digame señor!
La operadora normal, la de carne y hueso.
Buenas, me podría poner con Mikel, de creativos?
Espere un momento, ahora le pongo.
Pasó un minuto, dos minutos, tres minutos,..Chopin seguía tocando su nocturno,..cuando la operadora me dijo. 
Oiga! 
Si, dígame. 
Me dicen que Mikel se ha marchado hace poco, no sabemos cuanto tardara.
Pero si la chica-máquina me ha tenido quince minutos pidiéndome datos. Así no me extraña que se marchen todos.
De que chica-máquina me habla, señor?
Déjelo, no lo comprendería.
Esta bien señor. Ahora le dejo una grabación-encuesta, para que valore el servicio recibido. Buenas tardes señor.
No supe despedirme. No supe que decirle. Me dejo perplejo que después de todo aquello me dejaran una encuesta de valoración.
!Plaff!..Colgué el teléfono.

(Como suelen poner en las películas, este relato esta basado en hechos reales. Lo juro.)

arkaitz

-VOTAR-

15 comentarios:

  1. Te creo totalmente,porque he pasado por la misma agonía en ocasiones.Es verdad que la mayoría de voces-maquinas son de chica.Echo en falta voces masculinas como la que dobla las peliculas al español de Bruce Willis que me encanta y no me importaria escuchar hasta el final todas las indicaciones,cosa que normalmente corto en cuanto ma dan la opción que busco.
    Tambien te digo que las voces no siempre acompañan al fisico porque más de una vez me he llevado sorpresas al respecto.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy en día Dayana, casi todas las empresas disponen de estos aparatos habladores, han eliminado de un plumazo a la telefonista de toda la vida y la han sustituido por esas máquinas parlantes. Además como tu bien dices, la paridad no existe, solo son voces de mujer y nunca de hombres. Lo siento por vosotras. :(
      Si fuese voz de hombre, tu te harías la idea que te encontrabas metida en la "Jungla de Cristal" por lo que te gusta su protagonista :) Pero como también tu dices, las voces en ocasiones engañan.

      Besos y gracias Dayana. Feliz Navidad.

      Eliminar
  2. Te voy a copiar el sistema, al menos mientras escucho a la maquinita puedo irmela imaginando, eso sí creo que optaré por una mujer muy poco atractiva a la que iré emperando cada opción mecánica inútil que me ofrezca, salvo, eso sí, que sea la de un hombre...pero ni en esto hay miramiento de género, son siempre voces femeninas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te recomiendo Pili que en este bello arte de la imaginación me copies inmediatamente, y en el momento que oigas la voz de un hombre, -cosa que la veo arto difícil-, enseguida te imagines un tipo alto, de fuertes brazos, de ojos negros pasión, melena al viento y una sonrisa ladeada e irónica, en una palabra, como si fuera yo mismo, ¿comprendes? Veras como te pasas el día con el teléfono en la oreja. Incluso roja se te pondrá. :))

      Besos Pili y gracias. Feliz Navidad.

      Eliminar
  3. Se ha puesto de moda esto de las chicas maquinas y hasta para pedir cita al medico tienes que "tratar" con ellas. Lo bueno es lo de la encuesta de calidad... como les pongas mala puntuación, a veces hasta te llaman para "revisar" la nota. Cuando en ocasiones es más competente la chica máquina que el/la teleoperador/a de turno. Es lo que tiene la era de la tecnología... Habrá que acostumbrarse.

    Besos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Alter, realmente la tecnología nos esta separando a los seres humanos. Incluso por teléfono, como dices, hablar con la operadora es como hablar con el Sr.Obispo, que no deja de ser otro coñazo, pues los Obispos, que lo sepas, son muy pelmas ellos, que conste. Pero hablando claro, creo que tenia que ser como hace unos años, que decías: "Esta Pepe. Si. Se puede poner? Si, ahora se pone". Y punto.

      Besitos Alter y gracias. Feliz Navidad.

      Eliminar
  4. Esas máquinas fastidiosas y cuando te atienden por fin no sabes si es persona o robot,UUUUUUUFFFFFFFFFFFF.
    FELICES FIESTAS AMIGO!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu si que sabes Fiaris. Esas máquinas, son frías, distantes, curiosas y te alteran los nervios. Lo tiene todo. Además que nunca terminas lo que pensabas hacer. Si tenias intención de charlar con alguien, esa maldita máquina te lo impide. Hay que volver a las señales de humo, nunca fallan. :))

      Besos Fiaris y gracias. Disfruta de unas Felices Navidades.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. A ver Rimes, pásame tu teléfono que te llamo. Eso si!..no me pongas esa máquina que tendrás escondida para deshacerte de tus seguidores, eh! Sabes que soy un tifosi tuyo. :)

      Gracias por estar. Besos y Feliz Navidad.

      Eliminar
  6. Me pasa que siempre que te escribo algo, se me publica dos veces y debo borrar uno para que no creas que ya me puse odiosa y te recuerdo a cada rato lo que te he dicho, en fin mi teléfono no suena casi nada ahora último, debe ser la época del año digo yo que andan todos atareados, en fin cuando llames te contesto de una:)
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes por la duplicidad, así me gusta más. ¿Y de verdad que no te acuerdas de mi constantemente?...oh! y yo pensando que era por eso...en fin! resignación. :)
      Y descuida que localizare tu teléfono por amigos que tengo en la CIA y te llamare, descuida.

      Besos Rimes, y que pases una Feliz noche de Navidad.

      Eliminar
  7. Bello día:

    Solo te deseo dos cosas TODO Y NADA. Todo lo que te haga feliz y Nada que te haga sufrir.

    Felices fiestas con muchos abrazotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Balovega! cuanto me alegro de verte, de das una gran alegría.

      Me encanta las dos cosas que me deseas. Yo también te deseo felicidad y alegría. Que pases unas Felices Navidades.

      Besos y gracias.

      Eliminar
  8. ¡Ajá! Cómo sabes darle la vuelta a todo para sacarle el lado imaginarivo y con chispa... A mí en cuanto me empiezan si... pulse 1, si... pulse 2, se me cruzan los cables y me entra un cabreo monumental.
    A pesar de estos pequeños contratiempos Arkaitz, ¡Zorionak eta Urte Berri on!

    ResponderEliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz