"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



martes, 24 de abril de 2012

Me llamo Beltz



ME  LLAMO  BELTZ




( Leer escuchando "El gato que esta triste y azul" de Roberto Carlos )


Hola!..

Soy un gato, pero un gato de los comunes, eh! nada de esas razas pijas de largo pelo, soy un gato común y de color negro, todo negro, por eso los que me adoptaron me pusieron de nombre Beltz, que significa negro en español. Es que beltz es una palabra vasca.

¿Que porque lo cuento? ya sé que hay muchos libros y relatos contando la vida de gatos, perros y otros animales escritos en primera persona, o sea, lo que ahora estoy haciendo yo, hablando con vosotros, pero no me importa, cada animal es distinto, yo soy yo y como las personas no hay dos iguales. Además que siempre es curioso escuchar hablar a un gato, así aprendéis a comprender a los animales.

 A mí me llevaron a la casa donde vivo hace ocho años y les tengo oído decir que eso ocurrió al poco de nacer yo, o sea que tendré ahora unos ocho años aproximadamente. Se puede decir que ya soy mayor. Los gatos cuando tenemos trece o catorce años somos muy viejos, más bien ancianos, entonces yo que tengo ahora ocho, no andaré muy lejos de ser un vejete, seré aproximadamente como un jubilado de vosotros los humanos.
 
 Recuerdo, muy vagamente, pero lo recuerdo, que cuando aquel hombre me compró, estaba yo sólo en el escaparate de una tienda donde había mas animales y mis hermanos se habían ido con otra gente. Éramos cinco en total y cada uno se fué con una persona distinta. En aquel momento yo era el único hermano y también gato que había en aquel escaparate. No sé nada de mis otros hermanos, pero yo tuve suerte, son maja gente los que me cogieron. Espero que mis hermanos también estén bien.
 
 Mis dueños son mi familia. Al principio no les entendía nada, no comprendía lo que me decían, era como si hablaran en otro idioma, pero ahora, pasado el tiempo les comprendo, he ido aprendiendo su lenguaje. El jefe también me quiere mucho, enseguida supe que lo era porque era el que más alto hablaba y en ocasiones se enfadaba, aunque también es él que más caricias me hace. La otra, se nota que no es la jefa de la manada pero también me cuida mucho y me limpia y me acaricia.
 
Yo no podría vivir sin mis dueños, me moriría.  Pero no de hambre ni de frío y esas cosas, no, me moriría de pena. Los gatos que están en la calle saben mas que yo y no podría buscarme la vida junto a ellos. Además que pasado el tiempo les he cogido mucho cariño a mis dueños.

En una ocasión que estuve sin verlos durante varios días porque se habían ido a no sé donde, aunque venía a ponerme la comida y el agua una amiga de ellos, yo no podía comer, no tenia hambre. Estaba muy triste por no verles y no pensaba en la comida. Hasta que un día, después de todos los que habían pasado sin verles, llegaron, y ahí se me pasó todo. Empecé a comer mucho y beber mucha agua y hasta hice cacas que tampoco hacia. Todos esos días estuve muy triste y al verlos me alegre muchísimo. Me puse como loco de contento, saltando, oliéndoles, moviendo el rabo con fuerza.  Por lo que pude escucharles pasados unos días, les entendí que yo había estado depresivo, que un señor llamado veterinario se lo había dicho al jefe.

Mi casa es mi gran ciudad, no salgo de ella, sólo a la escalera y los balcones, mis dueños dicen que así no cojo enfermedades. Que su amigo veterinario se lo ha dicho. En realidad yo tampoco quiero salir, no lo necesito, tengo todo lo que quiero en mi ciudad. Camas, sofás, alfombras, comida, agua, por tener tengo hasta una ducha que en ocasiones me abren el grifo y me cae por encima todo el agua caliente, eso me gusta.

Lo que no me gusta nada es cuando el jefe quiere sacarme fotos. Siempre está con lo mismo. Dice que soy difícil de tomarme fotos, que si los brillos, que si los contrastes por ser negro. Yo corro y me escondo bajo la cama y él metiendo la mano intenta cogerme mientras me llama animal. No lo sé, pero cuando está contento me llama por mi nombre y cuando no lo esta me llama animal. Es un poco raro el jefe.

Por la noche duermo en su cama, me pongo a sus pies y duermo. Como la cama es muy grande  estoy muy cómodo y no me molesta con sus pies. Yo soy el que me pego a los suyos para calentarme si tengo frío.

Yo, e imagino que todos los gatos, tenemos un gran oído y un gran olfato, así que cuando mis dueños entran al portal, por sus pisadas sé que son ellos y maúllo muy fuerte para que sepan que estoy enterado de ello. El jefe concretamente, cuando me oye hace ruidos con sus llaves para que yo sepa que él me ha oído. Y eso es una cosa que me gusta. El jefe siempre dice que eso es porque soy un buen felino, no se porque lo dice si soy un gato, pero el sabrá.

Si por lo que fuera no hay nadie en casa, estoy sólo y un día tardan mas de la cuenta, yo, que por la luz que entra por las ventanas me oriento muy bien y se la hora que és, me pongo muy nervioso y comienzo a tener miedo y doy mil vueltas por mi ciudad. Espero con las orejas tiesas e impaciente algún ruido que pueda indicarme que son ellos. El ruido de puertas, de toses, de risas, ó si puedo escuchar sus voces. Hasta que por fin las escucho y me tranquilizo y me pongo contento y salto y araño la puerta y giro sobre mi mismo como queriéndome cogerme el rabo. 
Conozco perfectamente sus pisadas, conozco su olor, su carraspeo, sus risas, sus toses, lo tengo todo  en mi memoria. Sus voces son inconfundibles para mi, por eso sé cuando son ellos.

En ocasiones tumbado en la alfombra cerca de la calefacción viendo como el jefe esta con sus cámaras de fotos y sus líos de ordenador, pienso en mis hermanos y en como estarán y donde. Si habrán tenido suerte como yo. Si tendrán comida. Si tendrán frío ó estarán calientes. Según pasan los años los veo más borrosos, sus rostros se van difuminando, ya no recuerdo muy bien como eran.

Bueno, que no quiero ponerme triste. El jefe siempre dice que hay un cielo para los animales y que allí los encontrare.

Este soy yo, un gato negro que estaba en un escaparate esperando que alguien se lo llevara.  Me llamo Beltz.

arkaitz

-VOTAR-






12 comentarios:

  1. Qué tierno y que bonita la palabra negro en vasco!!

    Hace tiempo le tenia como recelo a los gatos,me alejaba de ellos,ahora somos amigos.

    UN abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dayana, un besote.
      Si, la verdad es que aunque el euskera parezca en ocasiones un idioma muy brusco, muy duro, hay muchas palabras que son muy dulces y suaves, como bihotz (corazón) Maite (querida) o el propio beltz (negro), que tu misma dices te parece tierno y a mi también.
      Lo que dices del recelo, debe ser normal porque hay mucha gente que piensa como tu. Algunos gatos tienen mal genio, lo reconozco, pero la mayoría son muy dulces. Claro, no hay que hacerles enfadar haciéndoles cosas que les haga daño.
      O sea Dayana que adopta o compra un gatito y veras que buenos ratos te hace pasar.

      Un besooo!!!....y gracias.

      Eliminar
  2. Gaaaaaaaaaaawwwww!!!!! Acabo de leer esto y me dieron ganas de correr a abrazar a mi gato.

    También tengo un gato de color negro. Se llama Kuro ("negro" en japonés XD) y es super tierno. Me encantó desde aquel día en que estaba en la oficina donde trabajaba y mi hermana llegó con el. Era un pequeñin de algunas semanas, un mes tal vez pues ya tenía dientes. Al principio era muy tímido, pero al tiempo se acostumbró a nosotros. No era el único gato que teníamos, había uno color blanco, sin cola y los ojos de color azul y verde llamado "Cuchito". Digo "había" porque ya no está, desapareció; en un momento digo por qué.

    Me encanta ese gato. Sus grandes ojos verdes y sus pupilas negras redondas, la manera en que ronronea (es un motor de ronroneos que funciona a base de caricias ^^) y cuando se sube sobre mi mientras escribo en la computadora o leo o juego o veo TV. No es demasiado juguetón, al contrario es sereno, tranquilo, algo pasmado; ¡tanto que ni se defendía cuando el perro de la casa o el otro gato jugaban con el!

    Una noche desapareció. El tenía la costumbre (y tiene a veces) de irse a la casa de enseguida a jugar en el jardín. Sin embargo, los vecinos no son nada amigables con los animales (no se como les había sobrevivido el perro que tenían si lo descuidaban mucho). Ellos desaparecieron a "Cuchito" y a otros gatos más usando el mismo método: golpear y tirar. Si el gato se moría, lo dejaban cerca de la casa; si no, ellos lo tiraban lejos. Espero que los otros no hayan sufrido demasiado (creo que espero demasiado). En fin, esa noche se perdió, y asumimos lo peor. Debo admitir que estuve a punto de llorar pues era y es mi gato predilecto. Al día siguiente yo tuve una salida en la mañana y regresé al mediodía. Cuando llegué, me llevé la grata sorpresa de que "Kuro" había vuelto. Estaba golpeado de las caderas y las costillas. Llegó cansado y sediento, pues se puso a beber agua, mucha agua, y luego a dormir. Durmió casi dos días. No quería comer, y parecía que moriría. Yo lamento no haber tenido dinero para llevarlo al veterinario (casi no tenemos dinero en casa... muchas bocas que alimentar) para curarlo bien; pues aunque sobrevivió, quedó algo lesionado. Al menos está vivo, y sigue con nosotros. Claro, ya no puede saltar al escritorio de mi computadora o a mi hombro, pero hace el intento escalando XD!!

    Es igual que "Beltz", no se deja tomar fotos para nada, nunca se está quieto cuando quiero fotografiarlo!

    Ahora está aquí, en casa. No lo dejamos salir no vaya a ser que le pase otra vez lo mismo y esta vez no regrese. Pero no está solo, lo acompañan 3 gatitos mas con los cuales juega, come y duerme (y dormimos pues invaden las camas XD)

    Me encantó esa historia. Espero encontrar más de ellas en este blog.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ung, un saludo a México, encantado de leerte.
      Veo que sabes de que va eso de los animales-mascota y también veo que has sufrido por ello, o te han hecho sufrir mejor dicho. Son buenos, son bonitos y te dan muchas alegrías, pero les coges tanto aprecio que sufres mucho si les ocurre algo. Llegan a formar parte de la familia.

      Siento mucho lo que vuestros "malos" vecinos hicieron con "Cuchillo" y con "Kuro". Jamas comprenderé a las personas que maltratan a los animales.
      Espero que continúes con tu amor por ellos y tu "Kuro" siga ronroneando mientras estas en la computadora.
      Seguiré tu blog, y sabes que mi rincón siempre esta abierto, entra cuando tu desees.

      Un abrazo,...y gracias.

      Eliminar
  3. Encantada de conocerte Beltz y que sepas que eres un gato negro y muy común pero con mucha suerte (que más quisiera más de uno amigo).
    Me alegro que te traten tan bien y que te den tanto cariño y espero que te dure el resto de tus años. Me han encantado tus sentimientos tan sinceros y profundos, se parecen mucho a los míos cuando me siento sola.
    Seguro que tu jefe es un señor encantador y desde luego las fotos que te ha sacado, son buenísimas.
    Tiene que ser un buen jefe, pues son pocos los que te dejarían dormir al pie de la cama. No le tomes en cuenta lo de llamarte animal, yo también se lo digo aveces a mi marido y lo quiero mucho jijijiji.
    Gracias por compartir esta historia tan chula que me ha encantado.
    Un beso para un gran felino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chari, me hace mucha ilusión verte o mejor dicho leerte. ;)
      Si, mi jefe es encantador, majisimo y muy buena persona..jejeje..pero es un pelmazo de mucho cuidado que no hace más que intentar tomarme fotos y a mi eso no me gusta. ;(
      Me ha hecho gracia que le llames a tu marido lo que mi jefe me llama a mi, o sea, imbécil, espero que no se enfade, pero entre tu y yo, son unos pelmazos, verdad? ;)
      Chari, contigo comparto hasta mi vida gatuna. También me dijo mi jefe que te había dejado una pregunta en tu blog, ahora como sabrás ya, esta azucarado. jajajaja!

      Un besito de gato y un ronroneo...miauuuu! miauuuu!

      Gracias Chari.

      Eliminar
  4. Qué ternura me da Beltz!!!
    Hermosa vida le está dando el "Jefe" y él se lo retribuye con todo su amor "gatuno"!!
    Yo creo que llega un punto en que las mascotas, dejan de serlo, para ser un integrante más de la familia!
    Buena vida para Beltz, el Jefe y toda la familia!!
    Cariños.
    Lau.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Laura, holaaa!!

      La verdad es que se les coge tanto cariño que son uno más en casa. Cuando estoy fuera más de dos días ya le echo en falta. Hay momentos que me pone de los nervios, pero compensa mas los buenos ratos que te hacen pasar, que los malos.
      Recomiendo tener un animal-mascota en casa, hay ocasiones que se aprende mucho de ellos.

      Gracias Laura, un beso!

      Eliminar
  5. Me gustas, Beltz, eres un buen partido para mi "Misi", (si, es un nombre muy predecible para un gato, pero realmente no se llama así por eso, le viene de casta y de familia, algún día te contare la historia, jeje) Mi Misi también es un gato "común europeo" como se empeñan en clasificaros los entendidos, y es un poquito más mayor, si no me equivoco tiene cerca de 10 años, me la regalo una amiga en un cumpleaños cuando era una bolita pequeña que solo quería jugar... ahora es la hermana mayor... también le encanta dormir a los pies de su "Jefa", acurrucarse en su brazo cuando esta buceando en el ordenador o simplemente tumbarse en sus piernas y ronronear mientras le rascan la cabeza. También tiene su genio, es un poco arisca, pero bueno, eso dicen de casi todos los gatos, no?

    Y a todos los que dicen que los animales no tienen sentimientos, yo les digo que prueben a tener un gato, un perro, o incluso una chinchilla (que mi Kiko tambien tiene sentimientos ehh) y entonces comprenderán de lo que hablamos..

    Besos y ronroneos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alter!!..

      Pues no sabes lo contento que se ha puesto Beltz cuando le he dicho que te gustas de él, pero cuando le he vuelto a decir que no eras tu, sino Misi, pues ya no era lo mismo.;)
      Cuando has leído mi entrada habrás sabido enseguida de lo que hablo, no? son unos animales estupendos, que todos, como tu muy bien dices, tendrían que tener. Ahí se ve los fieles que son, bastante más que algunos humanos. Reconozco que en ocasiones te hacen diabluras, pero no más que un niño en cualquier casa. Quizás el niño haga más.
      10 años el tuyo y 8 el mío, se lo pasarían en grande los dos, estoy seguro.

      Un beso Alter,....y gracias!

      Eliminar
  6. Como me gusta Beltz, el y su nombre. Sera un gato común europeo, pero seguro que para vosotros es el único.
    Dale un besito de mi parte y otro para ti y para Maria, dile de mi parte que me tiene que enviar un trocito de ese delicioso pastel de queso :P
    :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lila!..
      Pues si, se les coge mucho cariño y es que con el paso del tiempo se convierte en uno más de la familia. Su rincón de la comida. El sofá que mas le gusta para dormir. El radiador mas grande y que mas calor da, también para él. Así todo.
      Lo de los besos esta hecho, les daré uno a cada uno y también le diré a Maria lo del pastel, yo se lo imprimí, ahora es ella la que tiene que darme la sorpresa. Seguro que le sale requisito.
      Un beso Lili.....y gracias.

      Eliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz