"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



sábado, 31 de diciembre de 2011

2012....!SUERTE!!







Hola. Pues nada, aquí estoy de nuevo. Es Navidad y me gusta. Y hoy es fin de año. De siempre me gustó la navidad. 
Tengo la casa que parece un puticlub con tantas lucecitas encendiéndose y apagándose por los rincones. Tengo también un árbol que si lo viera un águila imperial del Pirineo, estoy seguro que anidaba en él. Para meterlo en casa me las vi putas, no entraba por las escaleras.   Coincidió que salía una vecina del piso tercero y casi le saco un ojo con la punta del árbol. Pero no paso nada, fue mas bien el susto. Aunque hoy la he visto con gafas negras,...mmmm!...que raro.
Bueno, para que os hagáis una idea de como es el árbol, es como un pino de los bosques australianos. Es decir, muy alto. Altisimo. Llega hasta el techo el arbolito de los huevos y pesa como un demonio.


 Lo malo que tienen esos pinos o abetos o como se llamen, es que  te los venden tan vírgenes que traen parásitos; como hormigas, caracoles, luciérnagas, arañas, etc. y hay que tener cuidado. Yo nada mas llegar a casa lo pulvericé con un spray para bichos y listo. Todos patas arriba.


 A mi sinceramente siempre me ha gustado tener un árbol de navidad en casa estos días. Huele a monte. Huele a Navidad. 
A sus pies se encontraban nuestros regalos cuando éramos pequeños los hermanos y sigo con la tradición. Me encanta. Como este año es tan grande el pino, le he tenido que poner bastantes luces y la verdad es que queda bonito, ilumina toda la sala como si fuera de día. En la punta, donde esta la estrella mas grande, le he puesto una bombilla de 100 vatios  que riete tu del alumbrado público. Mi padre dice que le da ganas de venir con la escopeta porque le parece que está en el monte y le va salir volando del árbol una malviz o algún pajaro de esos. Creo que exagera, no es para tanto.

 Para esta noche ya tengo preparadas las uvas, el champan, los matasuegras, los gorros y cohetes. Muchos cohetes. 
Desde que me instale en Zarautz, el fin de año lo celebramos en mi casa y nos juntamos toda la familia. Padres, hermanos, cuñada y sobrinos. Total ocho. Buena cuadrilla.

 Cenamos, tomamos las uvas, brindamos y luego yo mas tarde, hacia la una, me marcho con la cuadrilla.  Desde que la Noche Vieja la pasamos en mi casa tengo una costumbre. Apago la televisión de los huevos y tomamos las uvas al ritmo que marca el reloj de cucú que tengo en la pared. Es mucho mas hogareño. Prefiero esto a estar viendo a la Pantoja y al Jorge Javier con pajarita y el racimo de uvas en la mano. Es patético. 

 Bueno, espero que todos vosotros toméis las uvas a las doce en punto, nada de confundiros con los cuartos y esos rollos. Estar atentos y no atragantaros. Pedir un deseo mientras tomáis las uvas, dicen que se cumple.

 Yo os deseo de todo corazón que seáis muy felices y que se cumplan todos vuestros sueños. Feliz 2012. Un beso.  

  arkaitz


viernes, 23 de diciembre de 2011

FELIZ NAVIDAD



video
Noche de Paz  -  La Oreja de Van Gogh

Os quería mandar algo muy especial para esta Navidad,  pero me encontré con un problema...      ¿Como se envuelve un fortísimo abrazo y un beso?

Zorionak eta Urte Berri On

Feliz Navidad y un buen Año Nuevo

arkaitz

jueves, 8 de diciembre de 2011

NO HAGAMOS DAÑO A LOS ANIMALES







Súper era un perro precioso. Súper era un Setter de unos 8 ó 10 años que apareció en el barrio de Artxanda de Bilbao en un lamentable estado, al parecer apaleado por su dueño y que finalmente murió el pasado domingo día 4 de diciembre.


El día 30 de noviembre la Asociación Protectora de Animales Puppy de Bilbao recibió el aviso de que unos vecinos de Artxanda. Habían recogido a un Setter en estado de shock. El perro no se movía, estaba en los huesos, sucio, lleno de pulgas, garrapatas... 
Los veterinarios  examinaron enseguida a Súper, nombre que le pusieron por carecer de chip. En el reconocimiento pudieron darse cuenta que el animal llevaba tiempo sin poder moverse de aquel lugar, a lo mucho arrastrarse  un poco  debido a su extrema delgadez, sus patas traseras carecían de  masa muscular... 

Pese a no apreciarse heridas abiertas en su cuerpo, todo hace suponer que el pobre Súper había servido a su dueño para la caza y el mismo dueño lo apaleo cuando ya no le servia para ello por haberse hecho mayor. No es la primera vez que aparecen animales así abandonados. Cuando ya se hacen mayores y no les sirve para la caza,  los golpean, sobre todo en la columna, para matarlos o dejarlos inválidos y de esa forma mueran al no poder moverse del lugar.


Pese a que los ojos de Súper demostraban que ya no tenia ilusión de vivir debido al dolor y agotamiento, la Asociación Protectora de Animales Puppy Bilbao quiso darle la oportunidad de ser feliz ingresándole en una clínica para curarle. Los veterinarios nunca encontraron realmente lo que le ocurría, pero lo que si tenían  claro, como la gente de la Asociación, era que Súper no quería seguir viviendo, el perro se estaba dejando morir, su fiebre no bajaba y tenia muchísimo dolor. Eso si, en ningún momento salió ningún quejido de su garganta. El domingo 4, sus pulmones se encharcaron y Súper ya había dejado clarísimo que no quería luchar mas, así que decidieron ayudarle a dejar de sufrir. Eso si, murió conociendo el cariño puesto por la A.A.P. Puppy Bilbao y cómo una voluntaria no se separo de él nunca, lo tuvo en sus brazos hasta que pudo ver una luz mejor. La luz del arco iris.

No se pudo hacer mas por él, pero no murió en el descampado como era lo que tenia pensado el que le hizo aquello. Súper fue fiel a un cazador durante toda su vida y lo que recibió a cambio fue una mortal paliza cuando ya no era útil para cazar.

 Súper, que seas feliz allí donde estés.

arkaitz



(Fuente:D.Vasco)

domingo, 4 de diciembre de 2011

LA HOJA QUE NO QUERÍA MORIR EN OTOÑO







Uno de mis dos sobrinos que tengo, Mikel, me dijo el otro día: 
-Osaba, he tenido un sueño. Osaba es tío en euskera.
-Cuéntame. -le pregunte-  Que has soñado.
-Pues he soñado con el otoño y con una hoja de árbol.
-¿Solo con una  hoja?..no sería un bosque lleno de árboles y hojas?
-No, no, solo era una hoja y recuerdo que el sueño era triste. Me desperté  porque tu me estiraste de las piernas y pensé que me caía, sino todavía estaría soñando.
-Jajajaja...pues claro, si no no te levantas hasta el mediodía.
-Si, pero el sueño lo tengo aquí, en la cabeza. lo recuerdo muy bien. ¿Quieres que te lo cuente?
-Esta bien, cuéntamelo, venga!
-Pues sabes como cuando se acerca el otoño el verde de las hojas va cambiando poco a poco hacia un color amarillento?
-Sí claro, y además me gusta mucho,...y que más...
-Pues que iba un día por el bosque y en un árbol que ya comenzaba a estar amarillento, en  una de sus  ramas altas le estaba naciendo una hoja nueva, era un retoño verde verde... .
-Que curioso, seria una hoja perezosa, -le dije en plan de broma- de esas que salen a última hora.
-Sí, -me contesto- sería una hoja tardía.  Pero ella fue creciendo mientras las de su alrededor estaban ya muy viejas, incluso algunas se caían ya de sus ramas.  Sin embargo ésta estaba fresca. Con un color verde precioso. Yo por mas que miraba no veía otra parecida. Era la única.
-Y como continuo el sueño Mikel...
-Pues que mientras las demás hojas fueron cayendo una a una de viejas, la nueva seguía allí con su color  verde claro y brillante.
Pasaron unos pocos días y se quedo sola. Todas las demás hojas cayeron  al suelo formando una gran alfombra bajo el árbol mientras ella con su intenso y fresco color verde seguía allí atrayendo a los pájaros y moviéndose suavemente por el soplido del viento sur.
-Pobre, se quedaría triste,..-le dije-
-Si, claro, muy triste.
Un día y cuando el sol se quedo dormido, ella cerro los ojos también cansada de tanto movimiento.
De pronto su sueño fue interrumpido por un fuerte ruido. Era el producido por una gran sierra mecánica que unos hombres la  utilizaban para serrar el árbol donde ella estaba. El árbol comenzó a moverse con fuerza. Era como un terremoto. La hoja se sintió zarandeada. Aquello no era el suave viento sur que durante el día jugaba con ella. Aquello asustaba. La hoja no sabia lo que ocuria, pero temía lo peor. 


De pronto escucho un  fuerte ruido producido por el grito de la madera herida  mientras veía como su verticalidad dejaba de serlo para estar cada vez mas y mas inclinada hasta caer al suelo. La suerte hizo que quedara en la parte superior y así no fuera aplastada por el peso de las ramas del propio árbol.
Enseguida noto el olor a humedad de la tierra.. Olor a hoja muerta. Eran sus hermanas que  estaban en el suelo sin vida. La gran alfombra de tono ocre  era un gran cementerio de hojas como ella. 
La hoja joven y verde duro muy poco, solo unos pocos días. Estaba débil. Notaba que no le llegaba el alimento. Que el agua con sus minerales de los que se alimentaba se había parado y poco a poco, día a día fue marchitándose hasta morir. Una ráfaga de ese viento sur que días antes era su juego favorito le había dado el justo empujón para hacerla caer de la rama.

Y ahí a sido cuando tu me has estirado de las piernas despertándome. 

Lo siento Mikel. Pero por otra parte me alegro de haberte despertado de un sueño tan triste. Mira! ahí te dejo varias fotografías otoñales que tomé el otro día en el monte, echales un vistazo para que se te pase la tristeza.
Ahora me voy. Un muxu Mikel.
Un muxu osaba, hasta luego.

arkaitz


-VOTAR-




Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz