"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



domingo, 4 de diciembre de 2011

LA HOJA QUE NO QUERÍA MORIR EN OTOÑO







Uno de mis dos sobrinos que tengo, Mikel, me dijo el otro día: 
-Osaba, he tenido un sueño. Osaba es tío en euskera.
-Cuéntame. -le pregunte-  Que has soñado.
-Pues he soñado con el otoño y con una hoja de árbol.
-¿Solo con una  hoja?..no sería un bosque lleno de árboles y hojas?
-No, no, solo era una hoja y recuerdo que el sueño era triste. Me desperté  porque tu me estiraste de las piernas y pensé que me caía, sino todavía estaría soñando.
-Jajajaja...pues claro, si no no te levantas hasta el mediodía.
-Si, pero el sueño lo tengo aquí, en la cabeza. lo recuerdo muy bien. ¿Quieres que te lo cuente?
-Esta bien, cuéntamelo, venga!
-Pues sabes como cuando se acerca el otoño el verde de las hojas va cambiando poco a poco hacia un color amarillento?
-Sí claro, y además me gusta mucho,...y que más...
-Pues que iba un día por el bosque y en un árbol que ya comenzaba a estar amarillento, en  una de sus  ramas altas le estaba naciendo una hoja nueva, era un retoño verde verde... .
-Que curioso, seria una hoja perezosa, -le dije en plan de broma- de esas que salen a última hora.
-Sí, -me contesto- sería una hoja tardía.  Pero ella fue creciendo mientras las de su alrededor estaban ya muy viejas, incluso algunas se caían ya de sus ramas.  Sin embargo ésta estaba fresca. Con un color verde precioso. Yo por mas que miraba no veía otra parecida. Era la única.
-Y como continuo el sueño Mikel...
-Pues que mientras las demás hojas fueron cayendo una a una de viejas, la nueva seguía allí con su color  verde claro y brillante.
Pasaron unos pocos días y se quedo sola. Todas las demás hojas cayeron  al suelo formando una gran alfombra bajo el árbol mientras ella con su intenso y fresco color verde seguía allí atrayendo a los pájaros y moviéndose suavemente por el soplido del viento sur.
-Pobre, se quedaría triste,..-le dije-
-Si, claro, muy triste.
Un día y cuando el sol se quedo dormido, ella cerro los ojos también cansada de tanto movimiento.
De pronto su sueño fue interrumpido por un fuerte ruido. Era el producido por una gran sierra mecánica que unos hombres la  utilizaban para serrar el árbol donde ella estaba. El árbol comenzó a moverse con fuerza. Era como un terremoto. La hoja se sintió zarandeada. Aquello no era el suave viento sur que durante el día jugaba con ella. Aquello asustaba. La hoja no sabia lo que ocuria, pero temía lo peor. 


De pronto escucho un  fuerte ruido producido por el grito de la madera herida  mientras veía como su verticalidad dejaba de serlo para estar cada vez mas y mas inclinada hasta caer al suelo. La suerte hizo que quedara en la parte superior y así no fuera aplastada por el peso de las ramas del propio árbol.
Enseguida noto el olor a humedad de la tierra.. Olor a hoja muerta. Eran sus hermanas que  estaban en el suelo sin vida. La gran alfombra de tono ocre  era un gran cementerio de hojas como ella. 
La hoja joven y verde duro muy poco, solo unos pocos días. Estaba débil. Notaba que no le llegaba el alimento. Que el agua con sus minerales de los que se alimentaba se había parado y poco a poco, día a día fue marchitándose hasta morir. Una ráfaga de ese viento sur que días antes era su juego favorito le había dado el justo empujón para hacerla caer de la rama.

Y ahí a sido cuando tu me has estirado de las piernas despertándome. 

Lo siento Mikel. Pero por otra parte me alegro de haberte despertado de un sueño tan triste. Mira! ahí te dejo varias fotografías otoñales que tomé el otro día en el monte, echales un vistazo para que se te pase la tristeza.
Ahora me voy. Un muxu Mikel.
Un muxu osaba, hasta luego.

arkaitz


-VOTAR-



14 comentarios:

  1. Una historia muy triste, pero indica mensajes claros de lo que es la vida en el ser humano, o al menos eso es lo que yo he captado.
    Muxuak

    ResponderEliminar
  2. Un relato muy bello,pero una historia muy triste.
    Me gusta mucho todo lo relacionado con la naturaleza.Gracias y besos

    ResponderEliminar
  3. Así son los sueños, tristes y esperanzadores a la vez, y siempre nos despertamos cuando nos está produciendo angustia, dejándonos con una sensación muy viva por lo que hemos soñado y que a veces parece tan real.
    Me encantan las fotos que has puesto, son preciosas.
    Esas imágenes me recuerdan a mis paseos diarios, los hago por lugares muy parecidos a las fotos, con las hojas caídas y los árboles intentando retener las que le quedan todavía y que van cayendo a mi paso.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Aunque triste, un hermoso relato y preciosas las fotografías.
    Cariños para vos.
    Siempre es un gusto leerte.
    Lau.

    ResponderEliminar
  5. Es una bonita historia. A veces pasa eso que los niños se agobian con los temas que no conocen porque, simplemente, no tienen aun la capacidad de comprender todo lo que ocurre a su alrededor.
    Las fotografías del bosque son preciosas, es un bien común que hay que cuidar, preservar y tenerle respeto. Yo siempre digo que el bosque, sea en la época que sea, tiene voz. Me gusta "Oir" el sonido que hace el viento cuando corre entre las ramas de los árboles y si te digo que he "Oido" nevar... jajaja. Si, si!. es como si se parara todo, es un "Ruido sordo". En fin, que la fantasía no tiene límites.
    Un abrazote de osa

    ResponderEliminar
  6. Hola Rosa, has captado muy bien el significado de este relato.

    Muxu bat!

    ResponderEliminar
  7. Es verdad Dayana, el sueño de mi sobrino fue muy triste.
    La naturaleza es preciosa, no me extraña que te guste. Siempre que puedo me escapo al monte con mis cámaras, ahí es donde me relajo.

    Gracias a ti,..y besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Uxue!..por aquí tenemos lugares estupendos donde perdemos entre bosques, no me extraña que pasees por esas alfombras otoñales, son una verdadera gozada. Me alegro que te hayan gustado las fotos, ahora cualquier rincón esta precioso.

    Un muxu!

    ResponderEliminar
  9. Hola Laura!..como tu bien dices un relato triste, son sueños de mi sobrino que por desgracia en la realidad ocurren. Gracias por que te gusten las fotografías, no es difícil, estando tan bonito el monte, tomar bonitas fotos.
    Gracias por leerme. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Hola Blue!..es cierto cuando hablas sobre los sonidos de la naturaleza, los sonidos del bosque. Yo también soy de andar mucho por la montaña y creo que en ocasiones me habla, es un lenguaje muy especial, pero si que habla. Y el sonido de la nieve es genial. El silencio tan hermético que se produce cuando nieva es algo extraordinario. Por ese silencio tan especial se sabe que ha nevado.
    Un beso,y ese abrazo de osa espero sea suave..jeje....gracias por estar.

    ResponderEliminar
  11. osaba... las fotos ya te las he robado pero... y las castañas? ya te las comiste todas sin repartir?
    Un gustazo leerte ñoñostiarra, como siempre, me dejas con las ganas de mas :p

    ResponderEliminar
  12. Hola Neith guapetona, me alegra un montonazo verte, quizás sea porque no ando últimamente muy fino, socialmente hablando. Pero bueno, todo pasa.
    Oye, cambiando de tema, las fotos que dices me has robado..jajaj me alegro que lo hagas, pero esas no te servirán de mucho pues yo les quito "información" se les ve mucho el pixel y para sacar una simple ampliación no te servirán. Por el Skype o cualquier chat ya charlaremos y te pasare las fotos con su buena calidad , si tu quieres, claro! ¿ok?
    Gracias porque te guste lo que escribo, que últimamente no es mucho.
    Un besazo y gracias botxera. (También te mandare las castañas.. :-) )

    ResponderEliminar
  13. Hubiera sido interesante que tu sobrino hubiera podido dormir un poco más...¿verdad?
    Aunque tal vez sea mejor así, como bien dices.

    ResponderEliminar
  14. Creo Dry que tienes razón y no tenia que haberle estirado de las piernas dejándole dormir más, pero evite que siguiera soñando semejante pesadilla. A los pocos días le lleve a un bonito monte que hay por aquí cerca y allí pudo contemplar bosques amarillentos otoñales preciosos. Aunque él sigue diciéndome que su venganza sera terrible..jaja...le comprendo. :-(

    Un fuerte abrazo Dry,...y gracias

    ResponderEliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz