"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



sábado, 26 de noviembre de 2011

BENETTON Y OLIVIERO TOSCANI



En el mundo de la publicidad Toscani es conocido como uno de los fotógrafos de moda más controvertidos. La gran mayoría de sus obras llevan el carácter provocador que él conscientemente busca. Sus fotografías para campañas publicitarias casi siempre causaron fuertes reacciones negativas en la clase política, entre parte del publico e incluso en ocasiones la Santa Sede.
Oliviero Toscani se hizo conocido en los círculos de la publicidad cuando tenía menos de cuarenta años. En los años 80 llamó la atención por su participación en campañas publicitarias de Valentino, Esprit, Fiorucci, etc.

Oliviero Toscani estudió diseño en la Universidad de Zurich (1961-1965).Sus originales obras a menudo se publican en reconocidas revistas de moda. Pero la fama internacional le llegó a Toscani a partir de 1984, cuando la casa de moda italiana Benetton, que se especializa en la producción de ropa y accesorios de la juventud, contrato al fotógrafo para el departamento de publicidad de la empresa."Me gusta que la gente tenga siempre algo que poner en tela de juicio." les dijo a los dirigentes de la empresa.
Mientras que Benetton de Italia se preparaba para entrar en los mercados del resto de Europa y de fuera de ella, desarrolló un ofensivo concepto de marketing. Luciano Benetton, concedió al artista/fotógrafo Oliviero Toscani completa libertad de acción, y este accedió a convertirse en el director creativo del proyecto.
Muchos creen que en la primavera de 1984 la campaña publicitaria de Benetton abrió un nuevo capítulo en la historia del marketing y la publicidad moderna. La campaña publicitaria desarrollada bajo la dirección de Oliviero Toscani con la "carta blanca" concedida por la empresa se centraba en la marca Benetton y la filosofía de la marca.
En 1984, los anuncios titulados "United Colors of Benetton" (Los Colores Unidos de Benetton) incluían imágenes que aparentemente no se relacionaban en absoluto con la ropa que era vendida por la compañía, como escenas de gente muriendo de SIDA, multitudes en pánico saltando de un barco que se está hundiendo, un bebé recién nacido que no ha sido lavado. lleno de sangre, y rostros de sentenciados a muerte; así como también predominan las imágenes de grupos de personas de varias etnias haciendo énfasis en el contraste entre ellas, blancas y negras, pero a su vez nos hace ver que todos, estén sucios, sean blancos, de color o golpeados, todos siempre somos iguales; seres humanos de carne, hueso con un alma cada uno. La única publicidad en estas fotografías es el logotipo de su cliente, Benetton.
Por supuesto en la campaña el fotógrafo utilizo su principal lenguaje, en el lenguaje internacional, el lenguaje de la fotografía.

arkaitz


-VOTAR-

2 comentarios:

  1. ¿Quizá por aquello de que una imagen vale más que mil palabras?
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Hola Blue! Posiblemente en este caso no se cumple la famosa frase de Kodak, la que tu dices, la de mas vale una imagen que... Eso es valido cuando por medio de la imagen explicamos un algo, un acontecimiento, etc. Pero en este caso cualquier imagen sirve con tal de que sea impactante y haga girar la cabeza al paseante para ver los controvertidos y provocativos carteles. Desde el momento que miras ese cartel que te ha llamado la atención por su contenido, estas mirando sin darte cuenta unas letras en cualquier ángulo de la imagen que dicen "Benetton", ahí esta la publicidad.

    Besos Blue,...y gracias.

    ResponderEliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz