"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



domingo, 28 de agosto de 2011

VIDA DESPUÉS DE LA VIDA (Relato del absurdo)






Se me cerraron los ojos lentamente dejando de ver la bonita y sonriente cara de aquella enfermera. Todo se hizo oscuridad en mí. La paz que sentía en aquel momento sólo era comparable a la que se siente después de echar un buen polvo hacer el amor. Como los que echamos el amor que nos profesamos en el aseo de aquella habitación la enfermera y yo. Ahora sin embargo todo es serenidad y paz. Demasiada serenidad.

Entré en urgencias de aquel centro hospitalario un 17 de Agosto con un pequeño dolorcillo en el pecho. pensando que sería una contractura muscular. El tiempo de ingreso en la habitación 315 de la segunda planta de aquel hospital se fue dilatando por unas pequeñas décimas de fiebre primero y un ligero dolor torácico después, dolor que no cedía, y así hasta hoy, que todo ha hecho ploff! o sea, que creo que me he muerto.
Pude escuchar como el médico decía mirando su reloj de pulsera mientras me levantaba un párpado:...
- Hora de la muerte: las 11:42
Quizás no debí echar ayer aquel polvo vespertino hacer el amor aquella tarde con Virginia la enfermera, pues fué después cuando sentí el ligero pinchazo a la altura del corazón, en el esternón. Creo que fue él, aquel polvo acto de amor, el culpable de que yo ahora me haya muerto. Y si digo que estoy muerto es porque cada vez estoy mas frío, más rígido y veo a mi alrededor a varias enfermeras quitándome las dos vías que tengo colocadas en los brazos.
Unos pasos mas atrás esta Virginia, la enfermera con la que hacia el amor. Me miraba fijamente mientras se le caía una lágrima por la mejilla. Se acercó despacio, cogió mi mano fría e inerte con fuerza y susurro a mi oído:
- !Por qué te has ido mamonazo!.
Entró el cura empujando la puerta con fuerza y moviendo la sotana al viento. En sus manos llevaba una bandeja con un recipiente pequeño. Se acerco, se unto los dedos con el líquido del recipiente y haciéndome unas cruces en manos y frente iba diciendo:..
- "Por esta santa unción y por su bondadosa misericordia, te ayude etc.....Para que, libre de tus pecados etc......conforte en tu enfermedad. Amén".
- !!Hostias!! -dije saltando de la cama-, me están dando la extremaunción. Eso se lo dices a tu madre cuervo! Que te piensas, que estoy muerto?...-le dije, pero él siguió con lo suyo y era lógico, me veían muerto-.

Levantado como estaba pude verme a mi mismo tumbado en la cama con los ojos cerrados, como si yo fuera un perfecto clónico de mi mismo. Podía moverme, saltar y hasta volar. Concretamente ahora estaba flotando en la habitación y viendo toda esa escena desde el aire. Lo hacia junto a unas moscas que como tienen costumbre suelen dar vueltas en circulo por el centro de las habitaciones.

-Que haces tu aquí.....-me dijo una de ellas con ojos grandes como bolas de billar-...eres algún tipo de moscón gigante?..¿eres extranjero?
- No, no. Soy un hombre que me he muerto, he salido de mi cuerpo y estoy volando y viéndome ahí abajo, muerto en la cama.
- Eh! chicas!...-dijo la mosca de ojos de bolas de billar a las demás-....aquí hay un moscón extranjero con un pedo que te cagas. Dice que es un hombre volando.
- Jajajajajaj...-se rieron todas las demás-...será un himenóptero disfrazado de hombre. -dijeron, y siguieron dando vueltas y vueltas y riéndose de mi con sus ojos saltones-
Va! no les hice caso y seguí volando junto a ellas. La verdad es que le estaba cogiendo gusto
a esto de volar.
En una ocasión recuerdo que leí un libro titulado "Vida después de la vida" y en él se explicaban casos, se supone que reales, de lo que habían sentido varias personas que les había ocurrido lo mismo que a mi ahora. Según el libro, ahora yo tendría que ver pasar delante de mis ojos y a toda hostia, toda mi vida. Lo bueno y lo malo. Y tendría que ver a familiares y amigos que murieron antes que yo.
- Ahivá!, que ilu!!...-dije para mi, porque la verdad me hubiera hecho ilusión-...pero no, ni pasó la vida a toda hostia, ni vi a los familiares ni ná. No paso nada.
Mientras volaba, seguía viéndome postrado en la cama, allí abajo, rodeado de enfermeras y el color de mi rostro era blanco como un azulejo de la Preysler. Atrás del todo y como la deje antes, Virginia la enfermera, seguía llorando mi perdida.
De pronto se abrió la puerta y entro un médico con un desfibrilador en la mano y diciendo:..
- !Aparten! !Aparten! Virginia! tranquila, no llores que yo te lo traigo de nuevo a este mundo en un santiamén.

Me quitó el camisón una enfermera arrancándome los botones. Puso el médico sobre mi pecho las dos planchas con los electrodos. Y me dió una descarga de 15.000 voltios que se me pusieron los pelos como palillos de dientes y mis testículos estaban echando humo.
- Ohhh!! me lo has quemado,...-dijo Virginia la enfermera, llevándose las manos a la cabeza-. No podrá hacerme el amor!
- Tranquila, se le pasara...-le dijo el médico-...aunque tendra un ligero sabor a barbacoa.
Mi otro yo, o sea, yo mismo, que estaba volando por la habitación junto a las moscas, caí al suelo metiéndome de nuevo dentro de mi. Abrí los ojos diciendo!...¿quien soy?, ¿donde estoy?, ¿de donde vengo y adonde voy?! ¿por qué tengo quemados los huevos?
- No te preocupes muchacho,..-me dijo un hombre de traje gris que andaba con un bastón y se metía tres pastillas en la boca-..Soy el Dr.House y te he metido 15.000 voltios entre pecho y espalda. Tendrás mas energía que Iberdrola. Y se fué cojeando y metiéndose mas pastillas
en la boca con el desfibrilador colgando del brazo.

Abrí los ojos y una luz cegadora hizo que los cerrara de nuevo. Los abri de nuevo despacio y entre la luz cegadora pude ver la silueta de una persona. Abrí de nuevo los ojos, esta vez mucho, y pude ver que era... !Era Mikel!!
- Pero Mikel!...que haces aquí?
- ¿Como que qué hago?, pues despertarte. Nos hemos quedado dormidos en la playa y se nos están quemando los huevos con tanto sol. No teníamos que haber bebido tanto Arkaitz.
- Ehhhh!! Ehhh!! y Virginia?? donde esta Virginia?? y el Dr.House??

- No se de que Virginia me hablas, pero olvídala, habrá sido un sueño. Después de la juerga nos quedamos dormidos en la playa. Además nos está mirando la gente. Vamos a darnos un chapuzón.
- Sí, vamos que lo necesito.

arkaitz

10 comentarios:

  1. Si que es una buena forma de morir....feliz...aunque sea en sueños...jajaa...besooosss

    ResponderEliminar
  2. Hola Marita! ya has podido ver que relatos salen de los efectos etílicos..jajaja,..Es broma.
    Se trata simplemente de dar la vuelta a una cosa que se ve tan seria. Es un relato absurdo, que espero que nadie se sienta ofendido.
    Y como tu dices, si hay que morir que sea riendo, ¿verdad?
    Besazos Marita!

    ResponderEliminar
  3. jajajajajakakakaka..... ¿Qué te puedo decir que ya no te haya dicho? ¡jo pero que historia más buena mi niño!. Ninguna tiene desperdicio y me has hecho imaginar por unas horas el momento de la muerte de la manera más divertida jajaja...
    Sigue soñando así y no pierdas nunca esa imaginación de la que Dios te ha dotado y con la que le arrancas a más de uno una sonrisa (que no es fácil).
    Ya te lo dijo una vez tu encantadora María ¡arkaitz no bebas tanto!.
    Bueno mi niño un beso muy grande y ahora me lo pensaré mejor a la hora de aplastar una mosca jejeje....

    ResponderEliminar
  4. Es verdad Chari, cuanta razón tiene María cuando me lo dice, NO bebas!, pero que NO bebas!! que luego son malas las resacas,..hay!! tendré que dejarlo.. :0)
    Gracia a ti por leer estos relatos tan locuelos que se me ocurren. Se que a mas de uno no les gustara que hable así de la muerte, tan frivolamente, pero así soy yo...
    Seguiré soñando, descuida. Me encanta soñar y soñar con cosas desdramatizadas, que las serias y dramáticas las tenemos al alcance de la mano cada instante.
    Gracias Chari por estar. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Si vamos a beber que sea en casa...Un abrazo amigo Arkaitz!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Rimes, de beber que sea en casa como tu dices, si, pero siempre moderadamente, que yo no bebo, lo he dicho solo para justificar que para escribir este post se debe estar un poco bebido, porque si no, no lo escribes. ;0)
    Me han dicho también que mi post ha herido la sensibilidad de muchas moscas, cosa que sinceramente me apena. Pobrecitas.
    Hopippolla, un gran blog, Rimes.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Gracias por pasarte por las estrellas anonimamente o con comentario ;) me alegro que te haya gustado el post es una belleza ver las cosas desde el cielo.

    ResponderEliminar
  8. Joder, era mejor tener los huevos quemados y tirarse a la enfermera. Dile a Mikel que no te vuelva a despertar. Y el cameo de House, un puntazo.

    ResponderEliminar
  9. No me des las gracias Lunamara, sabes que es un placer pasar por tu "casa".
    Igual que me alegro verte por aquí, me hace ilusión. Espero que te guste.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Coño Dry, me da no se que estar con la enfermera con los huevillos pelados, pierdes masculinidad. Pareces un pollo con las plumas quemadas.
    A Mikel no le pienso decir nada, le voy a dar directamente una hostia. Es tonto reciclaó, mira que despertarme cuando me habían recuperado del mas allá.
    Pasare por tu "casa" tiene buena pinta eso del recuerdo de la vida.
    Abrazos

    ResponderEliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz