"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



lunes, 20 de junio de 2011

LOS INDIGNADOS, LA POLICÍA Y YO


Hola a todos! Desde el tres de este mes he estado sin publicar ná. El cuerpo no me lo pedía,..mejor dicho! si me lo pedía, pero mi mente no quería. En ocasiones pasamos por fases muy complejas que nos es imposible explicarlo. Son problemas. Son situaciones. Son estados
de ánimo o como queráis llamarlo, pero que nos hace frenar el ritmo diario que llevamos. Yo tuve que pegar un hermoso frenazo pues mi mente estaba de lo mas cansada y no precisamente por los posts o entradas, sino por otros motivos que no es plan de contarlo aquí. Esperare que Hola, Lecturas o Sálvame Deluxe me paguen bien la exclusiva para hacerlo publico. Después que Jorge Javier le entrevistara a la Pantoja, que menos que me lo haga a mi, ¿no?
Sé, que algunos se alegrarán de que escriba y otros no, -como el de la foto-, pero es lo que hay!! Aquí os dejo, mas abajo, una entrada que ayer escribí.
Besos a todos.
arkaitz.


-------------------------------------------------------------------------------------------------

LOS INDIGNADOS, LA POLICÍA Y YO



Abrí los ojos muy lentamente. Éstos me dolían y pesaban, pero según los iba abriendo, por la pequeña abertura que formaban mis párpados podía ver al ras del suelo el pavimento mojado de la calle . Era extraño verlo desde aquella perspectiva. Era como si la ciudad la estuviera viendo desde el suelo. Como si estaría yo caído en el asfalto.
¿Desde el suelo he dicho..? Es cierto!, estaba tumbado en el suelo!. ¿Pero que hacia yo en el suelo?...
!Ah! si...ahora lo recuerdo.
Recuerdo que un "Beltza" -Beltzas son unos ertzainas (policías-) antidisturbios que visten de un negro total y son como armarios de grandes- pues uno de esos "beltzas" me pegó un porrazo en todo el omóplato haciéndome caer de bruces contra el pavimento. Ahí fue cuando comencé a ver todo desde un distinto ángulo.
!Plaf! el golpe que sentí en dicha zona fué impactante. Como impactantes fueron los !Plif! Plaf! dos siguientes golpes secos en la clavícula que me dejaron medio mareado. !Plif! !Plaf! !Plof! Posteriormente la lluvia de golpes que me cayeron encima fueron como si una hormigonera pasara por encima de mi cuerpo. Me incorporé lo más rápido que pude al grito de !INDIGNAO!! SOY UN INDIGNAO Y MECAGÜEN TÓ!! mientras corría con mis cámaras al hombro. !ABAJO LA DEMOCRACIA ESTABLECIDA! -dije, como diciendo, ahí queda eso-...!Pim! !Pum! !Pam! las pelotas de goma que me disparaban los polis me pasaron rozando la oreja. Corría agachado librando botes de humo cuyos gases lacrimógenos arrancaban lágrimas de mis ojos.
Cuando llegué a un campamento tipo esquimal, porque todas las tiendas parecían iglús, me metí de cabeza en la primera que vi.
Allí dentro, un tipo peinado al mas puro estilo Bob Marley y una extraña barba con lacitos de colores, me dijo...
- Hola hermano! ¿eres un indignado?
- Pues mira -le dije- no lo era hasta venir a cubrir la noticia, pero ahora soy un indignado de mil pares de cojones. Me han inflado a hostias.
- Y tu, que eres? de los indignados también? -continué diciéndole-
- Yo si. Yo voy contra toda esta oligarquía que nos oprime y no nos deja expresar nuestros puntos de vista. Secuestran nuestras mentes y amordazan nuestras palabras. -me contestó-
- Ya, -le interrumpí- pero no crees que seria mejor que os agrupárais y formárais un partido. No se, algo que lo que pensáis lo pudiéseis expresar y exponer en un hemiciclo o foro? Aquí, en la puta calle, en tiendas de campaña no tiene sentido. Vuestras palabras se las lleva el viento y si llega a alguien, ese alguien se las pasa por el mismísimo occipucio. Míra lo que os hicieron en Barcelona, os enseñaron los dientes como la Pantoja. La fuerza la tienen ellos, la palabra vosotros y la palabra, por desgracia, todavia se silencia con la fuerza.
- No. -prosiguió el indignado- Pienso que el poder establecido no puede ir por....-ahí se paró en seco el revolucionario chico del pelo largo y larga barba. La policía estaban bajando la cremallera de la tienda y él se quedo petrificado, como una estatua de sal-
- A ver, -dijo la Ertzaina por un megáfono- a ver ese fotógrafo revolucionario, -eso iba por mi- el cabecilla del grupo con cámaras, que salga echando leches de ahí que le hemos visto que entraba en esta tienda.
- Aquí no hay ningún fotógrafo, estoy solo... -es todo lo que pudo decir el "indignado" Bob Marley para no delatarme, nunca le dejaban terminar las frases al pobre idealista-
- Cállate melenudo de mierda. -le dijo un Beltza de dos treinta de altura- mientras metían la mano, me agarraban del tobillo y estiraban con fuerza de una de mis botas.
- Eh! eh! eh!!, -les increpé gritando mientras era arrastrado con fuerza fuera de la tienda- que tengo las credenciales en el macuto, y el carné de prensa. Que estoy cubriendo la manifestación.
- Tu te vienes con nosotros que te hemos fichado desde el principio. Eres un cabecilla revolucionario.
- ¿Yo un cabecilla? -les dije mientras me arrastraban por el suelo- ¿Pero no me conoces? que soy de Zarautz cojones!!
- Ni de Zarautz ni hostias. Adentro!!
De un empujón me metieron en un furgón, me retorcieron un brazo y me caí contra unos asientos de madera donde ya estaban sentados dos chicos con larga barba.
- Hola hermano -dijo uno de ellos- las fuerzas opresoras al servicio de la oligarquía establecida y el poder absoluto han terminado contigo -continuo diciendo-
- Oye, que yo no soy de los indignados, que soy un currela que tengo que fotografiar todo esto, eh!
No me dio tiempo a terminar la frase. El furgón arranco con fuerza y el golpe que me di contra unas barras de hierro que nos separaban fue espectacular. Mi cabeza comenzó a sangrar.
Mira Adei -le dijo uno de los Indignados de larga barba al otro- aquí ves la sangre de alguien que vende su trabajo a la burguesía, sangre de proletariado. Éste es peor, es un intermediario.
No le conteste. No merecía la pena.
Me toque la cabeza, miré mi mano manchada de sangre y dije para mi: ¿Será verdad que mi sangre es mala? ¿la estoy vendiendo a no se quien? Aquello me desmoralizó. Me senté en el banco de madera del furgón dando bandazos para todos los costados mientras su sirena me ensordecía.
Pase parte de la noche en un calabozo de la comisería de la Ertzaina con los dos chicos de barba hasta las tres y media de la madrugada aproximadamente. A esa hora llegó uno de mis jefes y me dijo:..
- Venga, sal ya. No se para que te metes en esos fregados. La próxima te dejo que pases toda la noche en el talego. Os tengo dicho que no os expongais tanto. Nos salís mas caros los fotógrafos que la leche.
- Pero dime!...¿Tienes las fotos? ¿Has tirado muchas? ¿Son buenas? ¿Hay alguna morbosa..?
No le conteste. Me metí en la parte trasera de su coche. Me acurruque y por primera vez en mi vida me sentí pequeño, muy pequeño. Me habían dado palos por todas partes. Primero la policía, luego los indignados y por último el jefe.
- Que te pasa? -me dijo él-
- Nada. Llévame a casa.

arkaitz


Bitacoras.com

21 comentarios:

  1. Me duelen las palabras del "marley", algo más que tus golpes, pero claro, porque estoy segura que lo tuyo se cura, lo otro, no termino de verlo claro.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. hay manolete si no sabes torear pa que te metes, es un decir arcaitz, espero que los porrazos hayan valido la pena y por lo menos, tengas la satisfacion de haber hecho tu trabajo, no como te dijo tu jefe si no que como obrero, ya que fuistes y cobraste de lo lindo por lo menos sacar alguna imagen de esos cafres dando leña, aunque el publico en general ya esta aconstumbrado haber esas cosas.

    lo importante es que tu estes bien y no te hayan dejado secuelas esos animales prepotentes que cuando van de caza todos somos iguales y arrean de lo suyo.

    condor te saluda arkaitz ya sabes donde estoy si te hace falta.

    ResponderEliminar
  3. Hola, me ha parecido tremendo, Arkaitz, el testimonio que has escrito.

    Menuda experiencia!!, desde varios ángulos.
    Espero que tu estado de animo mejore.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  4. Hola Arkaitz

    Espero que no fuera en las tiendas iglú del Bule.

    Un relato que me ha hecho estremecer, no se si de impotencia, rabia, angustia; o de saber que hay que apostar por el idealismo pues al final quien lucha por lo que piensa y desea, acaba consiguiéndolo.

    Espero que tus días comiencen a ver el sol y la alegría muy prontito.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  5. Hola Pilar!..
    Veo que enseguida te has dado cuenta de como pensaba el Marley. Hay algunos que no se curaran nunca. Gracias Pilar por estar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola el7deyahve, bilbaino!!
    Yo ya estoy bien, gracias,..lo que no se si estarán bien son esos de las porras. La verdad es que no se como serán en la vida normal, pero en esas situaciones se trasforman de tal forma que es difícil de explicar. Y lo jodido es que con esa ya son varias las que me ha tocado ir. La próxima va el jefe. :o)
    Saludos el7deyahve, un placer charlar con uno de la tierra.

    ResponderEliminar
  7. Hola Jabo, ya se curaron las heridas, gracias. Solo quedan las otras heridas, las que no se ven. Y eso que ya he estado en varias, pero en esta ocasión no fueron las heridas externas las que me dolieron.
    Un abrazo Jabo, gracias,....sigo tu blog

    ResponderEliminar
  8. Hola Mandalas!..
    Nó, no fue en el Bule, en esta ocasión fue en Arrasate, me toco a mi, que se va hacer!
    Lo he pasado mal, pero se van curando las heridas.
    Ahora toca empezar de nuevo, -he estado de baja- y seguir currando con las mismas ganas de antes.
    Un beso paisana,..y gracias

    ResponderEliminar
  9. Pues me ha puesto de mala uva el relato, ante tanta inusticia junta...pero es que ya no se ni quién es la justicia ni los goberantes, ni a que que dedica la plicía. Espero verte en un plató, tienes que ser buenísimo, jejeje, me gusta esa nota de humor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola mis letras!..
    No hay que perder el sentido del humor nunca, ni en los malos momentos, claro, que esto lo digo ahora en frío, pero la verdad es que procuro no perderlo.
    Desde luego que al relatarlo si que lo adorno con una buena dosis de humor, si no se parecería a una novela negra, verdad? y eso no queremos.
    Un beso "mis letras"....y gracias.

    ResponderEliminar
  11. ñoñostiarra, se te echa en falta, asi que ya sabes para curar las otras heridas, los amigos son los mejores para dar mimos, se te quiere, lo sepas!!!
    Y con respecto al relato, creo que hay cosas que no tienen solución y no me llames pesimista, más bien agnóstica
    Muxusss!!!

    ResponderEliminar
  12. Si es que estás en todas, Arkaitz, vendiéndote al brazo opresor. Si te sirve, yo les llevo los cafés.
    Cada vez cuesta más dejar de pensar después de leer en este blog. Míratelo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Pero que maja eres bilbainita, se te agradece mucho, sé que estáis ahí, gracias. Sobre el relato; conociéndome, sabes que está escrito con la ironía y sentido del humor que lo hago siempre, pero que conste que es real, o sea que ocurrió. Una pena, una verdadera pena todo esto.
    Musu handi bat!!!

    ResponderEliminar
  14. Mi querido Dry, tu no me fallas!
    Ya ves que cosas tengo que hacer para comer, mezclarme con la oligarquia para retratar sus caretos y que me den unas monedas, soy un traidor intermediario, que sale apaleaó. Va! pichorradas. Solo me falta vestirme de lagarterana, con todos mis respetos para Lagartera.
    Tendré en cuenta lo que me dices al final, lo mirare, igual os estoy haciendo de la picha un lío con mis autorelatos.
    Un fuerte abrazo Dry....pasare por tu casa. ;o/

    ResponderEliminar
  15. De mayor quiero ser lagarterana. ¿Alguien ha visto una lagarterana triste?

    Por lo demás, ¿cuándo nos ponemos de acuerdo para colgar a algún político? Estamos dando muchas vueltas y aquí hay poca sangre. Considero y estimo. Como estimo a Kiko Rivera, ese joven.

    Me voy a comprar una porra. Búscame alguna en el mercado negro.

    Y ahora hablemos de la boda de Luis Rollán:

    Qué grande la Panto. Hoy quiero confesar. Ay, qué grande la Panto.

    ResponderEliminar
  16. Hola Larisa,..
    Pues sí, colguemos a algún político, no del cuello eh! por mas que se lo merezca alguno, pero si de los machos y al Kiko Ribera empujando, que sería buen contrapeso.

    Del Rollán, que quieres que te diga, que según mis fuentes, nutridas de otras fuentes, parece que les ha tomado el pelo a todos con una exclusiva en Hola,..joer! lo que estoy aprendiendo!

    Oye!..algo he leído que andas de hospitales, no se si para ti o tu padre, cuéntame algo porfa. Si es por tu padre, que se cure pronto y si es por ti,..pues dime donde estas que allí voy con bombones! Vale! como dice la Esteban.

    Besos guapetona!..y gracias

    ResponderEliminar
  17. Quedo a la espera de las coordenadas para el colgamiento público del político. Escojamos a cuál. Recordemos aquella vez que Patxi López cantó eso de "soldadito marinero, conociste a una sirena". Recordemos a Gallardón en evidente estado etílico la noche del 22-M en el balcón de la calle Génova. O recordemos simplemente a Pepiño Blanco. Hay pa escoger. Se admiten más propuestas.

    ¡Que dice Luis Rollán que él no ha cobrao un duro! He comprado el '¡Hola!' na-más salir de the jóspital. ¡Y nadie dice nada de la entrevista a la condesa de Borromeo, que muestra su casa! Amor, por Dior, la envidia nos come. Oh.

    (Ains, es por mi padre. Esta mañana again in the jóspital. Esta tarde me escapé a mi hogar y aquí sigo atrincherada. Me he visto todo el 'Sálvame', bronca con la Campos incluida. Mu-fuette esa muhé. Ay, qué desazón).

    Abrazo-tes moitos.

    ResponderEliminar
  18. Ainss!! Habrá que gritar mucho más fuerte y más y más... hasta dejarles sordos.
    Y hacer muchas fotos, muchas. Grandes y pequeñas, en color y en blanco y negro. Fotos donde se vea a la gente ejercer su derecho más sagrado el de protestar y manifestarse por defender sus derechos.
    Animo chico del norte, que tú eres fuerte.
    Miles de abrazos.

    ResponderEliminar
  19. uff...
    ojala este relato sea producto de la ficcion...porque si no es asi..pobre arkaizt...


    abrazossssssssss

    ResponderEliminar
  20. Graciassss BlueLady!!..desde luego que yo seguiré tomando fotos. Es mi vida.
    No suele ser muy normal lo que ocurrió, solemos hacer nuestro trabajo sin que se metan con nosotros, pero aquel día debía ser especial :-(
    Gracias Blue por lo de fuerte, pero últimamente ando algo flojuelo.. :o/
    Muchos besos Lady,...y gracias

    ResponderEliminar
  21. Hola Firenze!!..
    Pobre arkaitz, sí, tu lo has dicho.
    Como pongo arriba no es normal, pero aquel día todas fueron para mi, físicas y morales. El tiempo cura todo, ademas estamos expuestos a ello, aunque a mi se me cura mucho antes lo primero que lo segundo.
    Besos Firenze,....y gracias!!

    ResponderEliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz