"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



viernes, 3 de junio de 2011

EL AGUJERO Y EL ÁNGEL

Cerré la puerta con fuerza. Dejé el macuto con el material fotográfico en una silla y me dejé caer sobre la cama todo lo largo que soy. Algunos CDs, libros y folios que se encontraban sobre ella botaron como si tuvieran vida propia cayendo al
suelo. No hice ningún intento por recogerlos. Mitch Albom, Eduardo Mendoza, Bernardo Atxaga, Diana Kral y los folios con apuntes se quedaron en el suelo mientras yo rendido por el cansancio había cogido la postura perfecta, la postura del difunto.

Tumbado en la cama boca arriba, miraba el techo de la habitación iluminado por los cambiantes destellos de color de un letrero luminoso que anuncia y adorna la casa de putas de enfrente. Algún grito que otro, procedente del mismo local rompía el tranquilizante sonido del mar. Uno, ya acostumbrado a ese brusco e insólito contraste sonoro, no le daba importancia.
De pronto sonó la puerta de la habitación.

- Toc! Toc!
- ¿Quien es?
- !Abre la muralla! Pensé que diría, pero no. no lo dijo. No era Ana Belén, era Maria.
- !Cómo que quien soy?, -contestó ella con voz airada- ¿Estas bien? He escuchado ruidos.
- Si si Maria, estoy bien, gracias. Solo que Mitch Albom se ha caído.
- !Como!! ¿Quien dices que se ha caído..??... ¿Albom que? ¿Estas con un hombre..??
- No Maria, no. Albom es un escritor y su libro se ha caído al suelo. No se ha caído nadie! Además que estoy solo.
- Ah, bueno. Por un momento pensé...
- Pues no pienses nada, sabes que me gustan las mujeres. Tú las ves cuando vienen ¿no?. Y ahora déjame!

María es una mujer estupenda, siempre lo digo. Aquí lo he puesto muchas veces. Es como mi segunda madre. Pero no le hables de las diferentes tendencias y opciones sexuales. Ella es cerrada. Quizás sean los años, demasiados ya, pero lo de hetero, homo, lesbos o bi, esas palabras para ella son como la teoría cuántica de los campos continuos.

- Adiós Arkaitz, hasta mañana. -Me dijo- Duerme bien y no estés hasta las tantas con la luz encendida. - Continuó diciendo Maria desde el otro lado de la puerta- Siempre tratandome como a un niño.

Tumbado en la misma posición, la del difunto, continuaba mirando los distintos colores difuminados del techo y cómo las diferentes tonalidades creaban formas extrañas con la sombra de la lámpara.
Pensaba como sacarle partido a aquellos colores en el techo. Con un acertado encuadre y un buen ángulo serviría para hacer unas buenas fotos. Podian ser originales. Con esas tomas nunca sabes el resultado que tendras.

Me mantenía mirando al techo cuando me fije que a la izquierda de la lámpara había un punto de luz muy intenso. ¿Que era aquello?? ¿Un punto iluminado por el farol de la casa de putas? ¿Un confeti plateado pegado en el techo desde algún cumpleaños ? ¿Un OVNI enano en estado de flotación ingrávida? Porque,..¿como son los extraterrestres? ¿Quien los ha visto? Igual son como botones pequeños con piernas. Bueno, la cosa es que yo estaba intrigado.

Me puse de pie sobre la cama, pero no llegaba al techo para poder verlo bien. Separe la cama, cogí las escaleras y por fin pude ver lo que era. Era un orificio de un centímetro y medio de diámetro aproximadamente.

¿Que hacia allí aquel agujero por donde emergía aquella luz?

Acerque mi ojo al orificio y pude ver que el otro lado era una gran estancia con una intensa iluminación totalmente blanca, casi cegadora. En el centro de la habitación una joven con un cuerpo estupendo y totalmente desnudo miraba el agujero. Separé bruscamente mi retina del agujero pensando que habría visto mi ojo. Pasado un corto espacio de tiempo volví a mirar, pero ella estaba casi encima y puso su dedo gordo del pie sobre el orificio. A mi no se me ocurrió nada mejor que sacarme el chicle de la boca y taponar con él el conducto.

Sinceramente aquello me acojonó. De un salto me baje de la escalera cayendo esta vez encima de los libros y CDs. Que horror, parece que les tenia manía, me estaba cargando toda la colección de Keith Jarrett.

Sudoroso como estaba y con las manos temblorosas por lo que había visto en el piso superior me asome a la ventana, quería respirar aire fresco, aire que llenase mis pulmones e hiciera que la sangre regara mi cerebro y así poder pensar mejor. En mis pupilas enseguida se reflejaron los colorines del puto anuncio que adorna el burdel. Su constante tic tac y cambios de color estuvo a punto de hipnotizarme si no llego a sacudir fuertemente la cabeza y quitar la mirada de su insinuoso luminoso con el nombre de: "El Polvo Mágico".

Fuera del local, una prostituta cansada quizás del calor, apoyaba su desnuda espalda en un farol del alumbrado público. Por un momento pensé que con aquel vestido de enorme escote en la espalda que dejaba ver el comienzo del culo, corría el peligro de recibir una fuerte descarga eléctrica.
Desde mi ventana se lo hice saber...

- Oye! ten cuidado donde te apoyas o un calambrazo te dejara la espalda carbonizada.
- !Cállate mamón!, -me contesto con un pitillo humeante en la boca- Baja de ahí, paga ciento veinte euros, echamos un polvo y listo. Tus comentarios te los metes por el...
- Vale vale, lo se, por el culo. Que mujer más desagradable..-pensé para mi-

De pronto y cuando había dejado de mirar a la puta apoyada en el farol, otra luz de intensidad parecida a la del piso superior cegó mis ojos. Retrocedí un paso volviendo a pisar los libros y jodiendo un cedé de Charles Mingus. Aquello me dolió mucho. Pobre colección de Jazz.
Con los ojos entreabiertos como un chino en el váter, pude ver como un ser con alas, una especie de ángel, se acercaba hacia mi aleteando fuertemente entre luces blancas profiriendo gritos como,..

-! Tener cuidado los de la carretera!! !Seréis pasto de las llamas!! !So borrachos!!

Joder! aquello me dejo patidifuso y me impacto en lo más profundo. Un ángel volando gritando frases sin sentido y yo allí, viendo eso.
Me pegué cuatro hostias en la cara por si era todo un sueño. Pero no, las hostias me dolieron, estaba muy despierto.

Cuando pensaba que aquel ángel blanco celestial se me metía en la habitación, hizo un extraño giro y se fue hacia arriba, no sin antes pegarse un golpe contra mi persiana.
Corrí a la ventana y asomado pude ver al ángel revoloteador introducirse por la ventana del piso superior, el mismo que yo veía por el agujero del techo de la habitación.
La fulana que continuaba apoyada en el farol, me miro y dijo:

- Joder que susto. ¿Era un ángel eso ? Pensaba que era un cliente que venia volando.
Pues menudo colocon llevaba el muy jodido, se ha metido una hostia de mucho cuidado contra tu persiana.

- Si -le dije- me la ha doblado el angelito.

Salí corriendo de la habitación con la intención de subir al piso superior.

- María, has visto al ángel volador? -le dije-
- ¿Un ángel volador? ¿Que ángel? no habrás fumado algo,¿no? Te encuentras bien?
- Déjalo, es difícil de entender. -le dije a María- Subo al piso de arriba a ver que pasa. No tardo.
- ¿Al piso de arriba has dicho?..ten cuidado! que están grabandooo!!....Nada, no me ha oído -dijo María-


De tres zancadas subí al piso de arriba. Me encontraba frente a la puerta. Apoye la oreja en ella como en las películas. Mi intención era escuchar algo. No sé, quizás oír los aleteos del ángel que había visto entrar allí. Escuchar la voz de la chica que había visto desnuda por el orificio del techo de mi habitación. Pero algo. Quería escuchar algo. Saber si en esa habitación había extraterrestres o era el paraíso terrenal por la luz tan intensa que allí vi.
Sin querer me apoye en el timbre.

- "!Ding! !Dong!" "!Ding! !Dong!"

Posteriormente al timbrazo solo pude escuchar una única voz acentuada por algún sistema de megafonía que decía,...
CORRRTEEEEENNNNNN!!..!Quien es el mamonazo que ha tocado al timbre!!! !MECAGÜEN SUS COJONES!!!

Eso lo escuché muy bien, lo de los cojones, lo dijo subiendo la potencia electroacústica de la megafonía.

Se abrió la puerta cuando yo todavía tenia la oreja pegada a ella, lo hizo rápido y
con fuerza. Como cuando alguien lo hace con energía, y pude ver entre la blanca luz de unos grandes focos, la insinuosa silueta de una persona mas alta que yo, con una visera al revés y un megáfono en la mano, o sea, como suelen ir los directores de cine. !!Eh!! ¿Directores de cine he dicho?? ¿Cinee?? ¿Directores?? ¿Rodaje?? Rodaje he dicho!!...!Ay madre! Madreeeeeee!!!

arkaitz


Bitacoras.com

10 comentarios:

  1. Jajajaja, me has hecho reir con tu historia, parece que te estaba viendo, primro tumbado, luego mirando por el agujero del techo, con lo del ángel pensé que estabas flipando en colores....Me encantó tu relato, ¡que imaginación!. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola mis letras!..
    Me alegro que te haya gustado mi relato y con ello pasar un rato entretenido, es lo que intento.
    La verdad es que si que flipo en colores según avanzo y la bola se va agrandando. En ocasiones no se por donde tirar, en esta ocasión fue el ángel. ;0)
    Gracias mis letras, un beso,....y gracias

    ResponderEliminar
  3. Por un momento pensé que te habías atiborrado de calimotxo leyendo "Cuento de Navidad", pero esta explicación también tiene sentido.
    Tuvo que ser un puntazo. Cuánto nos gustaría a algunos tener un agujerito en una pared y ver al otro lado mujeres desnudas.

    ResponderEliminar
  4. jajaja Dry, muy agudo.. ;0/ De kalimotxo andaba bien servido, quizás de ahí todo este relato totalmente surrealista... Menos mal que encontré a un director de cine en el piso superior, que si no todavía seguía escribiendo.
    Oye!.yo tengo una vecina que esta pero que muy maciza. Ya me he hecho con un taladro percutor con broca del ocho, no se si servirá, te iré contando.
    Abrazo Dry,...y gracias

    ResponderEliminar
  5. Nos has descrito tan pero que tan bien la historia, que has conseguido transportarnos hasta el lugar de los hechos (¡es genial!).
    Si supieras el cariño que has hecho que le coja a María (¡me encanta esa mujer!) y lo bien que cuida de ti ¿verdad?.
    No se si es real, o es parte de esa imaginación que Dios te ha otorgado, pero ojalá todos en esta vida tuviésemos una persona como ella a nuestro lado.
    Si hubieses escuchado a María, no te hubieses cargado el rodaje. De todas formas ha sido muy divertido.
    Un besitín grande y gracias por estos momentos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Chari, me alegro que te haya gustado, y si te he hecho sentirte en el lugar que describía en el relato, mejor que mejor.
    María es tal cual la "ves" en los post cada vez que la nombro. Una mujer estupenda. Hace años está conmigo, desde peque. No le gusta que le meta en mis historias, pero al final termina riéndose.
    Un beso Chari,..y gracias.

    ResponderEliminar
  7. Hola Arkaitz

    Me ha encantado el relato, no he despegado los ojos de la pantalla, mucho suspense, sorpresas y un final muy original, al igual que el resto.

    Enhorabuena.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  8. Hola Mandalas!..
    Gracias. Me alegro que te haya gustado. Siempre ando con miedo de pasarme de renglones, me enrollo demasiado y a la gente no gusta relatos largos. Pero que se va hacer, uno es así.
    Gracias de nuevo Mandalas. Besos!

    ResponderEliminar
  9. Hola Arkaitz veo que estas bien, me alegro de tu visita, hace unos días que no publicas nada?? Que no se diga, un beso vecino.

    ResponderEliminar
  10. Hola, que tal Kea!.. la verdad es que llevo algunos días liadillo. A ver si me siento con tranquilidad delante del ordenador, como ahora, me inspiro y escribo algo, que ya esta bien!

    Muxu bat Kea,...eta eskarrikasko!

    ResponderEliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz