"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde




viernes, 11 de febrero de 2011

UN DIA EN LOS GRANDES ALMACENES



Iba apretando fuerte el acelerador por la A8 dirección a unos grandes almacenes. La buena de María estaba en la cama con algo de gripe y tenia yo que hacer la compra. Me dirigía hacia el monstruo del co
nsumismo cuyo nombre comienza por el del Dios del amor y termina por ki, Creo que está claro, no? Aparqué donde pude, me baje y cogí el primer carro que por allí se veía. Deprisa, como si alguien me persiguiera y arrastrando el carro a empujones entré en el gran supermercado. Una gran bocanada de aire caliente me pego como una pedrada en plena cara a modo de bienvenida haciendo que mis pómulos y orejas tomaran un color rojizo.
- Joder!..dije para mi,..que calor hace aquí, estaremos a treinta grados.¿cuanto gastaran en calefacción? esto es la hostia!!
Repuesto de la impresión del aire caliente y sorteando a todo aquel que me precedía puse rumbo a la gran nave donde estaba la mercancía. En aquel momento me sentía un Fernando Alonso compitiendo en Mónaco a punto de hacer la vuelta más rápida del circuito. Mi carro en aquel momento era un Ferrari F150,..pero algo destrozó mi sueño que hizo que aminorase la marcha. Un molesto ruido salía de mi vehículo, bueno! de mi carro.
- !Mierda!!,.había cogido el clásico carro que nadie quiere y que tiene una rueda torcida. La mire, la toqué, le pegué una ligera patada,...y nada, aquella rueda seguía torcida. Seguí con aquel carro, no había otro remedio. Lo que hasta entonces no me había molestado ni me había dado cuenta, ahora no podía dejar de escuchar, era un !tacatok! !tacatok! !tacatok! continuo. Ya no era ni Fernando Alonso ni nada, era uno mas entre todos aquellos que miraban una y otra vez los artículos de los expositores de comida.
Saqué una lista que María había preparado.
- !La madre que la parió!..dije ante mi asombro,..¿Todo esto comemos en casa? si esta lista parece un rollo de papel higiénico!
No sabia por donde comenzar. Miré hacia arriba y de unos cables colgaban carteles anunciadores de las ofertas del día. En uno de ellos se podía leer: "Señora! si su marido no tiene huevos, compre aquí una gallina ponedora; los tendrá por docenas" o este.."Señora, compre un buen besugo, con el que tiene en su casa serán dos" o "Caballero, si quiere carne, pero carne carne!..mmmmmmmm! compre un chuleton. Que carne,..mmmmm!"
Después de recorrer todos los pasillos al ritmo de !tacatok! !tacatok! !tacatok!, y estar medio muerto, el carro estaba lleno y ligeramente ladeado por la rueda torcida. Había tenido que ir haciendo esfuerzos para que no se me fuera para la derecha y volcara. Como pude llegue hasta la caja donde una señorita uniformada pasaba y pasaba las tarjetas visa por la ranura. Esperé en la cola unos veinte minutos hasta que por fin me encontré delante de la joven cobradora.
- Señor!..esta es la caja rápida, máximo seis artículos!
- Me cagüen la leche!! pero si yo tengo el carro hasta arriba, ¿como no me han avisado?
- Circule señor, esta estorbando. Vaya a la caja de aquí al lado, la número doce.
!Tacatok! tacatok! tacatok!, me marche de allí con el carro ladeado y la rueda retorcida.
- A ver señorita, que su compañera me ha echado de la caja rápida, por favor, cóbreme. Por cierto, haber si los ponen carros nuevos, cuando quiera hacer músculos ya iré al gimnasio!
- Señor, tiene usted puntos?
- Creo que los únicos puntos que tengo están en la cabeza, de un golpe que me di de pequeño.
- Puntos acumulativos señor.
- No, no tengo nada de eso.
- Y tarjeta de la casa?
- No, tengo varias, pero de aquí no tengo.
- Pues se pierde un 0,0025 de descuento.
- Ohh, que gran cantidad. No, no me importa.
- ¿Y visa?
- No. Tengo una del First American National Bank
- Uissssss!..con esa le cobraran en aquella otra caja, la número catorce.
- Joder!!..!tacatok! tacatok! tacatok!..otra vez con el carro cojo por ahí
- A ver señorita, que se me esta descongelando lo congelado del carro. ¿Me cobra?
- Bufff!! no se, no se, con esta tarjeta tan rara, no se yo que hacer. ¿No tiene otra?...
- Pues,.a ver!.. Si, aquí tengo otra del American Premier Trust de Estados Unidos.
- Jesús!! que raro es usted. No tiene una normal?
- No.
- Esta bien,..son 205 euros del ala!
- Pues cobreme deprisa que tengo un charco terrible de agua debajo del carro. Se esta descongelando todo. Y es que llevo aquí mas de tres horas señorita!.
- Oh! que ordinario es usted. Lo que hay que aguantar. Que clientela por dios!
Y me fui.. !tacatok! !tacatok! !tacatok!..con mi carro cargado, goteando y la rueda rota. Como si fuera el F150 de Fernando Alonso. Cargue todo en el maletero y me marché.
Por el camino le llamé a María.
- Maríaaa!..ya he comprado todo eh!!..¿Que? que como me ha ido?..bien bien, sin problemas. Ahora por el camino te compro Paracetamol para la gripe, vale?..yo también tomare un sobre.

Agur, orain arte!

arkaitz


22 comentarios:

  1. jajajajaja comico pero muy realista amigo,por estos lares eso es moneda diaria y beso para María que se mejore,abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Holaaa! Fiaris!..
    Me alegro que te rías, hay que tomárselo así, es mejor,..pero desde luego que funcionan tal como lo he relatado, verdad?
    Oye!..ahora mismo le doy el beso de tu parte a María, lo agradecerá, seguro.
    Besos Fiaris,...y gracias

    ResponderEliminar
  3. Si cuando llamas a María te dice que se ha olvidado de apuntar algo... (no me atrevo a reproducir tus palabras)
    Por cierto, ese carro debe ser el espíritu de algún carro abandonado que fue atropellado por un camión y ahora se aparece en todas las superficies comerciales.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola Javier!..
    Vas a tener razón, no se como hubiera actuado si la buena de María me dice que se olvido algo...mmmm!
    ¿El espíritu de un carro dices? jajaja! es cierto, vayas al supermercado que vayas, ahí esta el, no falla, siempre te esta esperando el de la rueda chunga,..por lo menos a mi :-(
    Saludos Javier,....y gracias.

    ResponderEliminar
  5. ¿Er Mercadonoski?

    Venga, venga, que lo de la compra no será para tan poco...

    ResponderEliminar
  6. Pues ya que me lo pones tan facil,aprovecho para hacer una queja por las cajeras de Eros-Ki.No se si será por la calefacción o que todas pertenecen a la familia del animalico ese "El perezoso" que solo baja una vez a la semana al suelo.

    Y si por casualidad te toca una de esas que llevan las uñas de porcelanas,con dibujitos y destellos...ya ni te cuento!! Parece que en vez de las teclas de la registradora toquen al piano Claro de luna!!

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Acabo de conocer tu blog y lo cierto es que me he reído, y no de tí, sino de que me he sentido muy identificado. Te olvidaste de los céntimos de las bolsas "para la ecología"
    Un saludo!
    Am!, que me uno a tus seguidores.

    ResponderEliminar
  8. Hola Dry!..
    Si, es de aquí de Donosti y esta echando sus tentáculos por toda la península.
    Y no te puedes hacer una idea del suplicio que es para mi esas compras, no las aguanto y menos con la ruedita de los huev.. rota. Terrible.
    Saludos Dry,...gracias!

    ResponderEliminar
  9. Dayana,...holaa!!
    Haces muy bien quejándote, aquí lo puedes hacer tranquilamente y yo te apoyo, son la pera limonera esas chicas. Te miran como a bichos raros y lo que tu dices, que no se les rompa una uña que el disgusto que se llevan es terrible,..ainss!! que cruz! :0)
    Besos Dayana,..y gracias!

    ResponderEliminar
  10. Muy buenas Fernando, me alegro un montón que te rías con las historias que cuento. Tienes razón en el detalle de las bolsas..!cachiss!! se me olvido por completo, pero también tiene tela eso de las bolsas. Para el próximo post lo recordare.
    Te agradezco mucho que te unas a la lista de seguidores, sois los que me animais. Gracias.
    También tus dibujos son muy buenos Fernando, que los he visto, y hasta tu faceta en el mundo del bricolaje. Me gusta.
    Saludos y gracias!

    ResponderEliminar
  11. Oer...!!!! (perdón) si es que te he estado acompañando en la compraaaaaaa!!! jajaja
    Uf!! mira que se pasa mal con esos carros ¿Eh? ¿Porqué no los jubilan? Lo que pagamos de más para ir a comprar a esas grandes superficies,(desplazamiento, gasolina, artículos que no necesitamos) en principio, quedaba compensado por la comodidad y los buenos precios. Ahora parece que eso se les ha olvidado. No me quiero extender. es un post magnífico arkaitz, y perdoname pero me he reido muchísismo imaginandote con el !tacatok! Ainsss!!!!

    ResponderEliminar
  12. Hola Blue!..
    jajaja..veo que lo que he escrito nos pasa a todos verdad?.. Y haces muy bien riéndote, que es muy sano.
    La verdad Blue, es que no hago yo muy a menudo esas compras, pero la que relato aquí fue totalmente traumática,.jajaja, que día, por dios!
    Y lo que tu dices es cierto, no se como con las cajas que hacen diariamente no compran carros que esten nuevos y en condiciones para el cliente.
    Beoss Blue,..y gracias!

    ResponderEliminar
  13. Se me olvidó decirte ayer, que te pases por mi Blog a llevarte un trocito de tarta!!!!!

    ResponderEliminar
  14. Graciasss Blue!!..está riquísima la Tarta de San Valentin. Me he cogido un buen trozo y estoy dando buena cuenta de el, luego iré, como aconsejas, al blog de Tito y tomare una copa del espumoso.
    Gracias Blue.
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Jajajaja, divertida entrada... y tan real como la vida misma... a mi me falta la segunda parte... guardar mil quinientos artículos haciendo un tetris en el congelador y sendos en la despensa o nevera... no se que es peor si hacer la compra o guardarla..
    Un beso...

    ResponderEliminar
  16. Galateaaa!! el de arriba soy yo eh! jajaja que se me ha metido por medio la dirección de un colega. Un lapsus, lo siento. Pero el contenido es el que vale, verdad?
    Besos!

    ResponderEliminar
  17. jeeje. Me he sentido identificado.... tanto tanto que no te lo puedes creer. Cosas parecidas y incluso peores he pasado en ese "nuestro Eroski", aunque en otros super también me pasa, o sea que sere yo quien no se amolda a este sistema.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  18. Ains chico wapo!!!! Eso es solo falta de costumbre.... Yo ta me olvide de esos problemillas, hago la compra tranquilamente desde casa (ventajas de internet) y a la hora que yo quiero la tengo aquí.
    Eso sii, el suplicio del guardarla aún no he conseguido ahorrarmelo.
    La próxima vez voy de comprar contigo, te enseñaré todos los truquitos.
    Besitos Arkaitz, espero que la santa (por soportarte) de María esté ya en perfectas condiciones.

    ResponderEliminar
  19. Hola Jabo!..me alegro el leerte!..
    Que te voy yo a contar que tu no sepas, todos creo que hemos pasado por una situación igual que la del relato y hay que aguantar. Desplantes, malas miradas, bolsas que solo te las dan bajo pago..un etc muy largo.
    La próxima la haré como leo que me escribe Cata, una compra onlain, seguro que no se hace mala sangre.
    Abrazos Jabo,...y gracias!

    ResponderEliminar
  20. Kaixo Cata, mi chica de las islas!..
    Lo que ocurre Cata es que tu estas hecha toda una ama de casa y yo soy un desastre haciendo compras. Me sacas de mi hábitat y soy hombre perdido. María me preguntaba que a cuanto estaba las naranjas y no sabia que bastante tenia con controlar la rueda de los huev... o sea que...
    Te haré caso Cata, la próxima va en plan onlain.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  21. Ains chico wapo... Yo toda una ama de casa???? Pasate por aquí anda, verás lo equivocado que estás. Te espero...
    Besitos

    ResponderEliminar
  22. Ya será para menos Cata, estoy seguro que tu eres de las de ..."limpio mi casita,..laralaralita.. ¿no? Como dicen,..la tendrás como los chorros del oro. De todas formas ya me pasare para verla..;-/
    Besoss!!

    ResponderEliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz