"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



jueves, 13 de enero de 2011

Prohibido fumar, lo dijo la Pajín (versión adulterada y exagerada)



La noche era fría. En aquel húmedo callejón el silencio solo era roto por el ruido del correr de las ratas ahuyentadas por mis pisadas. De vez en cuando miraba hacia atrás para ver si alguien me seguía. El ruido producido por algunos gatos, hacía que parecieran pisadas humanas. Con las manos metidas en los bolsillos de la zamarra, el cuello subido y la bufanda dándome varias vueltas por el cuello deambulaba sin orientación alguna, iba bajo el pobre alumbrado de los viejos faroles sin ningún rumbo.
De pronto un par de policías que hacían la guardia se dirigieron hacia mi diciéndome:
- A ver, que hace usted a estas horas por la calle?
- Pues la verdad agente dando un paseo, me gusta pasear de noche.
Me miraron las manos. Me dieron la vuelta y vieron la marca en mi espalda, un gran cigarro rojo que nos pintaban con una brocha a los fumadores. Me cachearon y después de un buen rato en silencio, uno de ellos me dijo:
- !Echeme el aliento!!.
- Se lo eche....ohhhuuu.
- Esta bien, no huele a nada, puede continuar, pero para su casa eh! que estamos en toque de queda. La próxima disparamos sin preguntar.
Seguí mi camino y al girar una esquina y entrar en otro callejón quizás algo más estrecho, un "sssshh", "sssshh" me hizo mirar hacia donde venia ese siseo. Era un hombre mal vestido y con aspecto sucio. El hombre me dijo:
- Hola, eres de aquí. Eres de fiar?
- Si,..le conteste. Mira mi espalda.
- Esta bien, tienes la marca. A ver, enseñame los dedos!
- Extendí las dos manos con los dedos bien estirados y separados
- Bien, bien, dijo, tienes dos de los dedos amarillos, eres de los fumadores, no hay duda
- Si, lo soy. Pero,..¿no me iras a delatar, no?
- No, descuida, estamos en el mismo bando.
- Pero, por casualidad!...Se detuvo unos segundos antes de decirme con cierto miedo,..No tendrás un pitillo, verdad?
- No, lo siento, estoy como tu, sin tabaco. Ando buscándolo desesperadamente. Ahora esta muy jodido dar con él, abunda poco, esta carisimo y hay mucha vigilancia. Después de la ley del uno de Enero hay que tener cuidado. La Pajin se ha salido con la suya.
- Si, yo llevo varios días sin poder fumar. Me encuentro muy mal. Cuando no hay policías fumo papel de periódico enrollado, pero me jode el pecho sobre todo si el trozo de papel es de las páginas de política.
- Pues ten cuidado, estamos en toque de queda y si te ven con un mechero, una cerilla o echando humo por la boca, aunque sea por el frío, tiran a matar!
- Joder, como cambia todo en poco tiempo. Hace unos días estaba en mi oficina fumándome un puro Cohiba y mi secretaria tragando todo el humo y ahora sin embargo...
- Estamos en un mundo de locos. A mi me cogió las campanadas de fin de año de los huevos fumándome un puro de mil pares de cojones y justo a las 00:05 me dispararon por la ventana. No me dieron de milagro. Agachado y como pude apague el puro y lo escondí debajo de la tarima para tiempos mejores, pero mmmm! no se. Ahora no puedo entrar porque esta vigilada mi casa. No se como estará, seguro que se humedecerá y se lo fumaran los gusanos. Joder!!
- Bueno, me voy, que tengas suerte.
- Espera, espera!!..mira, nos han abierto aquella
puerta y nos hacen señas de que vayamos.
- Si, por el humo que sale, será un fumadero clandestino, vamos! corre!!
Echamos a correr en dirección del fumadero, mientras unos vigilantes nos disparaban ráfagas de metralleta. Las balas me rozaban el culo. Éramos presa fácil. Los fumadores teníamos un cigarro rojo pintado en la espalda y los de mas de dos cajetillas una equis naranja en el culo.
- Venga!.entrar entrar, correr que cerramos la puerta.
Allí adentro vi a medio vecindario. Todo el local estaba lleno de humo, casi ni se veía. Los había de todo tipo de tabaco, de rubio, de negro, puros, petas...de todo.
Yo caí exhausto al suelo, ya no podía más. Me dieron rápidamente unas cuantas caladas de un cigarro y fue como un huevo frito para un hambriento. Me recupere rápido.
- Dame un paquete de Winston, ya no aguanto más...Le dije al encargado del fumadero
- Toma!..me tiro un paquete,..son setecientos euros.
- Joder que caro, toma, aquí tienes el dinero. Me ha costado mucho conseguirlo.
Abrí con verdaderas ansias el paquete, saque un pitillo, encendí una cerilla y cuando me disponía a encenderlo, la puerta principal del fumadero reventó saliendo disparada por los aires en mil pedazos. El humo era terrible, con el que ya había y el de la explosión. Entre la puerta caída destrozada y los escombros apareció una tanqueta con la Pajin a la cabeza diciendo,..
- Os vais a enterar lo que vale un peine fumadores de los cojones,....a por ellossss!!!!
-Es todo legal,....le dijo el encargado,...estamos fumando en un fumadero reglamentado por la ley 014/48-01.
- Y un huevo!!,..le dijo una Pajin muy echada para adelante. A treinta metros hay una Ikastola con sus niños, le dijo la ministra,..A cincuenta metros un parque verde con sus pajarillos en sus nidos, y por detrás a cuarenta metros un Hogar del Jubilado. O sea que todos a tomar por culo!!
Allí estábamos ochenta vecinos fumadores del barrio. Nos llevaron a un campo de concentración donde nos pintaron dos equis más, una en el pecho y otra en la cabeza afeitada para tal ocasión. Allí ya no hay posibilidad de encontrar tabaco. Alli si quieres fumar algo te fumas lo que vulgarmente se dice, el pijo.

Agur.

arkaitz


Bitacoras.com

12 comentarios:

  1. jajajajaja.. Se está poniendo la cosa muy mal.Ahora solo con que fumes ya entras en la categoria de delicuente.

    Oye,lo del fumadero clandestino no es mala idea eeeeeeee!!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Holaaa! Dayana!
    La verdad es que no soy fumador, lo deje hace bastantes años, pero reconozco que ahora los fumadores lo llevan chungo, de ahí este relato. ¿Verdad que no esta mal lo del fumadero?..aunque yo no fume que vengan los fumadores que les daré ideas. ;-)

    Besos Dayana..muass! muass!

    ResponderEliminar
  3. Arkaitz, es el mejor comentario y medio novela negra que me tuvo atada a mi sofá como una droga mientras te leía entusiasmada entre esbozos de sonrisas y ojos de picardía.
    Cuando vuelvas a salir de paseo dame un toque.
    No me pierdo una aventura de esas desde que corría delante de los grises manifestándome por todo...pues....desde que era una pipiola con calcetines estudiando en Oviedo.
    Eso sí, pipiola, rebelde, y de cualquier bando!
    Todo lo que fuera antisistema y por la libertad.
    Muxusssssss..chico guapo.
    Te reservo un peldaño.

    ResponderEliminar
  4. Kaixo princesa!! me alegro mucho de verte por estos rincones y de que hayas vuelto a escribir en tu blog, luego te escribiré algo en él!
    Oye, pues me alegro un montón de que te haya gustado mi relato, y más si te traen recuerdos de las carreras con los grises...joerr! que carreras, verdad? eramos todo unos rebeldes.
    Muxu bat princesa,...y gracias muas! muas!

    ResponderEliminar
  5. Para que luego digan algunos
    Que el fumar no mata, si es que hasta
    Que no hagan una peli de la güeña de esas que el güeno
    Tira el cigarrillo e incendia la gran hoguera quematabaco
    No estaremos seguros…
    Entre tanto esperemos no morir de los efectos colaterales…
    Ahí quedas…cuídate. arkaitz

    ResponderEliminar
  6. Holaaa! JacquesPR!..
    Eso es lo malo, los efectos colaterales que te puede salpicar cuando menos te lo esperas. Algún mechero lanzado por algún tabaquista de mala leche lanzado contra la Pajin. Un cenicero tirado desde alguna barricada, las chispas de alguna hoguera por la quema de tabaco decomisado. Creo que de momento lo mejor es darle al tintorro cosa fina que por lo menos esta permitido...pero..¿cuanto durara..??
    Saludos Jac.....y gracias

    ResponderEliminar
  7. Ah, qué bueno, Arkaitz. Yo también escribí un relato sobre el humo. Podríamos hacer un libro de cuentos anti-anti-tabaco. Un poco creo yo que se están pasando. Si hasta veo fumar a la gente por la calle y los miro mal de lo mucho que nos están vendiendo la moto de que son drogadictos y delincuentes.
    Seguro que luego los ministros se atiborran a cohibas mientras les hacen felaciones en el yacuzzi (o cunilinguis o como cojones se diga).

    Un abrazo

    PD: Yo llevo 9 años, 10 meses y 24 días sin fumar. ¿Me ganas?

    ResponderEliminar
  8. Holaaa! Dry!..
    Te llevo cierta ventaja. Yo hace 20 años que deje de fumar y contrariamente a lo que pensaba no me costo mucho.
    Y tienes razón cuando dices que los políticos que aprobaron esta ley, seguro que están fumando su hermoso purazo junto a su secre. Acuérdate el Bill Clinton, su puro y la becaria.
    Agur Dry,..abrazos y gracias

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno el relato. No tiene sentido que el estado subvencione las plantaciones y luego haga una ley así. Es incongruente, todo lo mueve el dinero y los votos.
    Un abrazo de una delincuente.

    ResponderEliminar
  10. Holaa!!..
    Gracias mária por lo de bueno,...ejem! el relato claro!..como bien dices. ;)
    Pues si, es una incongruencia todo lo que rodea a esta ley, pero también lo es desde antes, desde que los anteriores gobiernos y el actual permiten consumir algo que obligan a rotular "Fumar es dañino para la salud"..nunca lo he entendido.
    Besos mária,..de un ex ;-)
    pd: Me gustó tu blog, aunque lo leeré con más tiempo y más tanqui.

    ResponderEliminar
  11. Genial, como siempre, chico guapo. Aunque no me negarás que los pintxos donostierras están mucho más ricos sin ahumar.. Besitos

    ResponderEliminar
  12. Holaa!! bienvenida chica isleña! de nuevo a la vida cotidiana. Se terminaron las pequeñas vacaciones, verdad? ahora hasta las próximas. ;)
    Pues si, están mas ricos los pintxos, aunque las de salmón ahumado me gustan. huummmm!!
    Muxus!

    ResponderEliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz