"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



lunes, 6 de septiembre de 2010

Maldita Droga


Los primeros rayos del sol en el amanecer me acariciaron la cara. Abrí los ojos deslumbrado por su claridad. Lo primero que ve el sol al amanecer es a mí y me despierta, y me gusta su cálido roce, es un placer para mí tenerlo como fisgón de mi intimidad. Normalmente tengo la ventana abierta de par en par, me gusta que entre el calor del verano como el frío del invierno.

La sensación que tenía era como si hubiera pasado mucho tiempo durmiendo, sin embargo y según el reloj, sólo había transcurrido aproximadamente hora y media. En la radio sonaba un tema que me gustaba, Human de los Killers. La apagué, me había quedado dormido con ella encendida.

Estaba sudoroso. Tenía la boca seca, pegajosa. Me puse la mano frente a la boca y eche el aliento,..Buff!! que olor por dios, huele a alcohol. Ayer creo que me pase con el wisky, bebí demasiado,..pero!, ¿Que hice ayer?..¿Donde estuve?. Joder! eso de beber me esta matando, ya no recuerdo lo pasado. Intento acordarme con quién estuve ayer las últimas horas de la noche y no consigo recordar.
Miro a la mesilla y veo la cartera junto con un sobre del cual sobresale unos pocos billetes. Junto a ellos hay una pequeña bolsa.
Con los dientes desgarro un poco una de las esquinas del paquete, meto uno de mis dedos, lo introduzco en la boca frotándolo sobre las encías. Enseguida me doy cuenta de que se trata de coca. Sólo con probarla me dió un subidón. Reconozco que últimamente estoy enganchado a toda esa mierda.

Recuerdo que de pequeño en clase de manualidades, con el pegamento Imedio me quede medio tonto, hacia un m
ontón de chorradas y me dormía por todas partes, estaba totalmente colocado. La profesora no sabia que nota ponerme, no sabia que hacer en esos casos. Le decía al director que yo era listo, pero que no hacia más que oler el pegamento. Él le decía...
-Va!..apruebelo justo y listo!
-Como usted mande señor director, le contestaba.


Bueno, a lo que íbamos!

Me estiré levantando y poniendo los brazos en uve con fuerza, como queriendo tocar el techo. Bostecé de una forma que a mi madre no le hubiera gustado, y comencé a pensar. A ver!, que pude haber hecho ayer! y esa droga? quien me la proporcionó?
Estaba desnudo, sentado en la cama y hacia mucho calor. De un trago me había bebido media botella de agua. Encendí un cigarro con verdaderas ansias, le di una calada que se quemo casi la mitad.
Miré mi cuerpo sudoroso e iluminado por el sol, cuando!...Coñooo!!..¿pero que es lo que tengo en la chorra??,..perdón, en el pene. Eso ha sido cosa de las dos chicas que conocí ayer...!Hombre! por fin comienzo a recordar!...Sí, esas dos chicas me drogaron hasta las orejas, aunque también ellas lo estaban. ¿Pero que me han hecho en el ciruelo? es un tatuaje!..pero que pone?..no veo nada, desde aquí con esta postura no lo veo. A ver con el espejo de aumento que tiene mi hermana para el bigote. Joderr!! que grande se ve..parezco Nacho Vidal, madre mía que cacho aumento.
Miré bien lo que me habían puesto y las muy gamberras, con algún rotulador me habían dibujado la vitola de un puro, jajaja..me reí a gusto, tenia su gracia aquello. Ahora parecía un Cohiba, un puro de esos cubanos.

Me encontraba muy nervioso, creo que necesitaba meterme algo. Cada día creo que estoy más enganchado, joder!
Volví a la mesilla con prisa y cogí la pequeña bolsa de coca. No era precisamente una papelina, era algo mas, unos gramos mas.
¿Y el dinero junto a la bolsa?.el dinero imagino será lo que sobró de lo que les di. Que lío, no me acuerdo de nada.
No podía ver aquel polvo blanco encima de la mesa y estar impasible. Cogí la bolsa de coca y con la punta de un cuchillo saque una pequeña cantidad haciendo una fila con ella en el propio espejo de aumento. Lo quería alinear pero no podía, el pulso no me dejaba, al final conseguí hacer un raya como pude y con un trozo de periódico previamente hecho un canuto lo esnifé, aspiré por la nariz con todas mis fuerzas. Los ojos se me encendieron, notaba mucho calor en ellos, la nariz se me adormeció y por uno de los orificios nasales, sangré un poco, pero no tenia importancia, suele ocurrir, es normal.
Enseguida mi cerebro ya no era mío, se apoderó de él la droga, la maldita droga que comenzaba a ser esclavo de ella. No podía estar sin meterme una raya.

Así, de esa forma seguí enganchándome cada vez más. Perdí la casa que tenia de mis padres. Me encontré en la calle sin trabajo. Deambulaba por las calles, pedía, robaba, hice de todo. Cada día me encontraba peor, la droga junto al alcohol iban minando mi cuerpo..
En pocos meses era un desperdicio humano.
Pude encontrar en la ciudad una zona donde podía dormir más o menos tranquilo, sin que se metieran conmigo. Estaba muy cansado y llegué como pude.

Tenía frío, mucho frío, me senté en un viejo portal sucio, lleno de orines malolientes, pero no me importaba, estaba muy cansado para pedir mas comodidad, aquello me parecía bien y ni el mal olor y la suciedad me importaban, solo quería descansar, descansar acurrucado para darme yo mismo un poco de calor. Hacía mucho frío y humedad, mucha humedad.
Una señora mayor paso por delante de mí, se paró, dijo no se que entre dientes y siguió su camino. Imagino lo que diría.
A cincuenta metros había un bar semiabierto, vi como echaba la persiana y se iba el dueño, no sin antes también mirarme, quizás pensaría que querría robarle. No sabia el muy cabrón que no podía ni con mi alma.
El silencio se apodero de aquella zona, no se escuchaba nada, solo algunas persianas de las viviendas cerrándolas para pasar la noche.
Me pesaban los párpados y tenia sensación de tener bastante fiebre, la frente me quemaba. Por un momento tuve miedo de dormirme. Hacia esfuerzos para no cerrar los ojos, tenia la sensación de que ya no me despertaría jamás, que seria mi último sueño, el sueño mas largo de mi vida.
Intenté meter la mano al bolsillo para sacar una colilla guardada para estas ocasiones, pero no tenia fuerzas para moverme, no pude.
Semitumbado como estaba y con mucho frío pensé en mi madre. !Como me quería! Si me viera ahora, ¿que diría y que haría? ¿me cuidaría o se avergonzaría de mi? Por qué se la tuvo que llevar aquel cáncer. Maldito cáncer. Me quitó lo que más quería, por lo que luchaba yo todos los días.
Si estaría aquí me diría:...Pero que haces tumbado en el suelo, levantate!, hay que ir
siempre recto por la vida, que jamás te vean encorvado, siempre erguido aunque no tengas fuerzas. Hay que ser orgulloso en la vida.
Ella me hubiera ayudado.

Se me cierran los ojos, tengo mucho sueño.


- Mariano!!..aquí hay un chico durmiendo todavía!
- ¿Donde?
- Aquí, a la entrada de este portal!!
- Habrá dormido la borrachera, hay que despertarlo. Echale un manguerazo, ya veras!
- Mariano!..lo he mojado todo y no se mueve
- ¿Seguro?
- Si, si, ni pestañea,..y esta muy blanco.
- Dejame ver!....Este chico esta muerto Vicente, esta frío. Llama a la policía.

arkaitz



Bitacoras.com


17 comentarios:

  1. El titulo lo dice todo....Maldita droga!!! por desgracia mas de uno hemos perdido gente así...
    Triste pero aunque solo sea un relato imaginario, se acerca muchísimo a la cruda realidad, un beso.
    ISA

    ResponderEliminar
  2. Gracias laMar, ese "sin palabras" dice mucho.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. ISA!!..muchas gracias!
    Sí, maldita droga ISA. He visto, escuchado y fotografiado muchas escenas parecidas y no se alejan mucho del relato que he escrito.
    Besos ISA.

    ResponderEliminar
  4. Coimes qué susto!
    Así todo y aún a sabiendas que ya no se trataba de tí me has dejado muda. La droga la he visto y ha terminado con demasiadas personas muy cercanas, casi sin darse cuenta.
    Gracias por éste escrito que realmente es solo digno de tí. Me parece superior.
    Un besín neno.

    ResponderEliminar
  5. Princesa, tranki, todavía no me ha dado por ahí (toco madera) pero he visto casos y escenas muy duras, en ellas me he basado, aunque creo que todas son similares.
    Las gracias a ti por leerme.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. ..antes que nada.. un abrazo que hace mucho que no paso por estos tus lares... maldita dama blanca que arruina vidas y las arrasa..intenso relato... bessoss

    ResponderEliminar
  7. May, guapetona, vengo ahora de tu rincón de ponerte una nota y me encuentro que tu ya has estado por aquí, esto se llama telepatía, si señor!!
    Me alegro mucho por tu visita, gracias por estar y por tu escrito. Y ya te pongo en tu blog, !animo May!, los tiempos buenos siempre llegan.
    Referente a mi post,..la "maldita dama blanca", como tu bien la llamas hace estragos, si miramos a nuestro alrededor la veremos en muchas miradas de la gente. Terrible.
    Besazoss May!

    ResponderEliminar
  8. Ainsss!!! que deben tener en la cabeza que no cuentan... Qué hace que una persona busque un paraiso perdido donde no existe más que oscuridad, sufrimiento y dolor? Y qué clase de mundo hemos creado, en el cúal se necesite huir para ser feliz? Son malas personas? Es la sociedad, que está enferma? Son ellos o somos nosotros los que estamos equivocados?... No deberíamos darles la espalda; esa es mi opinión.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Hola Lady, creo que tienes mucha razón. Construir un mundo donde los jóvenes tiene que consumir sustancias que matan para ser más felices, no debe de ser un mundo muy bueno. No se, cada vez se ven mas jóvenes colocados por los rincones. Tuve que hacer no hace mucho un trabajo fotográfico sobre el tema y me quede alucinado de lo que veía. Me metí por rincones donde nunca había estado y la verdad era para olvidar. Creo que mucha gente de la que allí había, necesitaba ayuda urgente.
    Besos Lady..y gracias.

    ResponderEliminar
  10. Arkaitz soy donostiarra y llego a tu página por casualidad y me quedo sorprendido por la belleza de tu página y del realismo tremendo de tu relato mr hablas de la calidad de tu persona y tu pluma...te felicito...te seguiré leyendo...un abrazo desde Zuhaitz-Ondoan de azpeitia

    ResponderEliminar
  11. He seguido leyendo "Chapeau..." por tu página y por tu poesía llenas de esa sinceridad limpia sin arcos de iglesia...otra vez enhorabuena...azpeitia

    ResponderEliminar
  12. Kaixo azpeitia, casi nada!, nada menos que otro donostiarra me dice lo que le gusta mi blog, te lo agradezco de veras, eres muy amable y me alegro que te guste. Yo he hecho acto de presencia en el tuyo y tengo que verlo con mas tranquilidad,..pero tiene muy buena pinta. De momento me he hecho seguidor de tu blog.
    Gracias azpeitia, estas en un lugar estupendo, Zuhaitz-Ondoan (lugar de árboles o Al lado del árbol) gracias por estar y por leer, casi siempre, mis largos post.

    ResponderEliminar
  13. Droga maldita, por tu culpa tragué veneno, me inyecte soledad, inhale sufrimiento y me fumé mi destino....

    Leí esto en algún lugar, creo que una página web.

    Hoy me dejaste sin palabras.
    Un besote chico wapo.

    ResponderEliminar
  14. Ese texto que has puesto es sumamente acertado para esa maldita droga. Sea del quien sea esta muy logrado.
    Siento haberte dejado sin palabras mallorquina, pero es mejor no decir nada de esa porquería, no te parece?
    Un beso chica de las islas!! y gracias por estar.

    ResponderEliminar
  15. Hola Arkaitz,
    Cuantas vidas acabando en un infierno...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Hola sagitaire17, me alegro mucho de verte por mi rincón. Es un placer. Como ya dije, fuiste, sino el primero, si de los primeros de agregarte a mi blog allá hace un año mas o menos y eso se agradece. Yo también frecuento tu blog como amante de la fotografía que soy.

    Y si, la verdad es que hoy he escrito sobre la droga, que como tu muy bien dices convierte las vidas en infiernos.

    Gracias Sagi, estaremos en contacto.

    ResponderEliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz