"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



martes, 23 de marzo de 2010

El Sueño 2

Al que leyó la primera parte de "El Sueño" que se encuentra -aqui-, le puede interesar echar un vistazo la segunda parte,...¿no?
Que os guste



...Salí de casa con prisa. Había tomado un café que María se había encargado de dejármelo bien visible para que no lo olvidara.

-No me esperes, no se lo que haré luego, igual como y ceno fuera-..le dije y cerré la puerta.

-!Dios!!..el equipo. Se me ha olvidado el equipo fotográfico. Y que podría hacer yo sin él por dios!-...

Entré de nuevo. Cogí los bártulos de trabajo bajo la atónita mirada de María que veía como entraba y salía de la casa andando de aquí para allá buscando filtros, objetivos y demás artilugios de mi trabajo, y me fui de nuevo. María no decía nada, quieta en una esquina del pasillo, solamente me observaba.

El café de casa no fue suficiente para espabilarme, necesitaba otro o quizás dos mas para ello. No conseguía quitarme de la cabeza los ojos, los labios y el pelo de la chica de la playa o del sueño, que ya no se lo que fue.

Entré en la cafetería y fui derecho al mostrador donde estaban dos colegas de la cuadrilla.
-Hola, como estáis- les dije, -yo jodido- continué diciéndoles..-tengo la cabeza como si tuviera dentro las maracas de Machín, necesito un café doble ahora mismo, con el de casa ni me he enterado-

-Iñaki ponme el café que tu sabes-

Me lo puso y.... me lo tome de un trago con el consabido quemazo en la lengua,..pero enseguida todas mis neuronas se pusieron a bailar que es lo que quería.

Me gire una vez tomado el café, mas bien para no darles la espalda a mis amigos de forma que aparte de ellos veía también a la gente que estaba en las mesas.

Enseguida me fije en una mesa la cual estaba ocupada por una chica cuyo pelo y constitución eran iguales o muy parecidas a la de la chica de la playa. Se encontraba de espaldas a mi, mirando a la calle y creo que desayunando. Me acerque rápido, tanto que me lleve por delante una silla que estaba en otra de las mesas incluido el señor sentado en ella. Le pedí disculpas, le dije que estaba nervioso, que me disculpara.

Ella debió sobresaltarse y miro hacia atrás para ver lo que ocurría, y si, era ella, la chica de los ojos brillantes, la de los labios carnosos, la del pelo negro, la chica de la playa.

-Hola, como estas, sabia que no era un sueño-.. le dije..
-¿Que sueño?-..contesto ella,.
-Pues lo de esta noche, lo de la playa, tus miradas, el beso,..recuerdas?
-Ahh!!..jaja..tu eres el de la borrachera?..el que decías que veías saltar a los peces?
-¿Como?..que dices..que borrachera?..¿yoo?..no te comprendo.
-Mirame bien-,..me dijo.. -me estas mirando fijamente a los ojos y no te fijas como voy vestida-

Me separe hacia atrás y la mire de arriba abajo..

!Joder!!..pude ver que llevaba un uniforme de la cruz roja.
-Que haces así vestida, es de algún baile?, ayer no estabas así vestida
-Tu que no veías nada, estabas medio dormido, menudos esfuerzos para despertarte,..que borrachera llevabas dios mío. Por tu cartera vimos tu dirección y una señora muy amable nos ayudo a meterte en la cama

En ese preciso momento todo el mundo se me cayo encima. Quería que la tierra me tragara.

Yo que pensaba que había encontrado al amor de mi vida y resulta que fue el boca boca de una socorrista de la cruz roja.. No es que tenga nada en contra de las socorristas,..algunas están buenísimas,.bueno!, quiero decir que son muy profesionales, pero que me haya morreado para hincharme de aire,..pues como que no, me entra complejo de globo...que vergüenza.. En mi sueño el beso era apasionado.

Mis dos amigos del mostrador debieron verme mas blanco que los pies de un muerto y me dijeron si me encontraba bien.
-Si si, estoy bien, iros si queréis, yo me quedo con la señorita
-¿Te molesta que me quede?-..le dije
-No no, encantada, pareces simpático
Esas ultimas palabras, sobre todo lo de simpático, fueron como un caricia. Mi autoestima creció un poco, solo un poco, pero lo suficiente como para seguir adelante.

-Por cierto, me has dicho tu nombre?-...le pregunte.
-Adriana-..me contesto.
-!Hombre!..eso coincide con lo que recuerdo-...-Y ahora seguro que me dices que eres del mundo
-Pues no, soy de Burgos-..
-Mira!..eso no me lo dijiste igual-...-Pero bueno, tu físico si que coincide, eres muy guapa
-Tu tampoco estas nada mal.
-Buenoo!! con un poco de deporte, ya sabes, remo, natación, eso te pone un poco pasable, solo pasable.
-En fin! se me hace tarde-..me dijo..-Tengo guardia en la playa y espero no encontrarme a muchos como tu ayer..jiji
Que risa tan estúpida por dios. Esa risa me dolió, si.

-Espera!-..le dije.
-Que quieres.
-No quiero que te marches con ese concepto equívoco de mi, aunque me conociste en una situación anómala a mis principios, te digo que soy sumamente sensible.
-No me digas!, ayer no lo parecías, menuda trompa tenias-.. siguió ella hurgando en la herida.
-Sin ir mas lejos-,.le dije.. -antes de llegar tu, yo estaba viendo las estrellas en el horizonte, y veía la línea divisoria entre el cielo y el mar,..y los puntos luminosos de los barcos en alta mar, y hasta los peces saltaban para verme.
-Jajaja, serian las estrellas que veías antes de caer mareado al suelo.
Eso ya me desmoralizo por completo.

Se levanto, me dio un beso en la boca y me dijo,..
-Cualquier día de esos te espero en la playa, en el mismo lugar que te encontré,.no bebas..¿y sabes?..me gustas.
-!Dios!!....no te preocupes,.estaré, descuida, te esperare y totalmente sobrio,.todos los días estaré allí-

Abrió la puerta y se alejo con su uniforme de socorrista. La seguí con la mirada hasta que Adriana se convirtió en un punto allí a lo lejos de la larga calle Mayor.

Ahora tengo un cuerpo que no lo podría explicar, entre malo de solemnidad y de ir de juerga. Triste por la imagen dada y contento por las puertas mas que entreabiertas que me ha dejado la de la cruz en la espalda. Además me ha dejado un sabor en la boca a pintalabios,..joder que pringue!

Voy a trabajar, no se si podré darle al disparador de la cámara, pero tengo que intentarlo. Tengo la boca como un estropajo..¿será verdad que estaba tajada..??..no recuerdo...

Hoy a la noche iré a la playa, necesito verla.. Es preciosa..mmmmm! esos labios. Esos ojos negros como un espejo. Esa cintura..Esos,.. esossss..mmmmmmmm!

Venga Arkaitz que hay que trabajar!!....

Si al final ligaras....

arkaitz
continuara



-VOTAR-

4 comentarios:

  1. Jajaja...super original y me has hecho reir montonsitos. ¿Te das cuenta Arkaitz que tu María tenía razón?. Si es que al final y todo el J. Walker te va a traer suerte. En esta vida no se sabe en que momento nos sucederán cosas maravillosas. Tu de momento mi amigo sigue soñando y espero que muy prontito nos termines esta bonita historia (y además muy divertida). Besos.

    ResponderEliminar
  2. Bonita historia empiezas a leerla y te engancha enseguida. En espera de la continuación...
    Saludos siempre es agradable leerte

    ResponderEliminar
  3. Chari,..holaa y gracias!! Te queria contestar pero no he podido antes, algo raro le paso a mi blog, pero ya esta solucionado. Pues si, tenia razón Maria, fue el J.Walker el caausante de todo. Ahi, un poco más arriba esta el último capitulo de este relato. Espero que te guste el desenlace.
    Gracias Chari por estar. Besosss!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias María por leer mis relatos y que encima te gusten, es todo un placer escribir con criticas tan buenas. Como le he dicho tambien a Chari, espero que te guste el desenlace del relato, que es ligeramente inesperado.. ;)
    Gracias de nuevo María.
    Un besoo!

    ResponderEliminar


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz