"No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo."
Oscar Wilde



domingo, 25 de octubre de 2009

......el dichoso cambio de hora

Menuda nochecita he pasado por dios!..no he pegado ojo. Con eso de la dichosa hora se me ha trastornado todo el sueño, y aquí estoy con los ojos como platos.
Tenemos una malísima costumbre, por lo menos yo, de ir amontonando relojes por toda la casa y así a la hora, valga la redundancia, de cambiar de hora es una putada, con perdón.
Ayer, bueno, hace bien poco, antes de acostarme, comencé la operación reloj, o sea el cambio de hora. Recomendaban hacerlo a las tres de la madrugada, por eso de la luna, el sol y las estrellas, pero uno no va estar allí esperando que den esas horas, o sea que opte por el cambio anticipado.
Jamás hubiera pensado que tenia semejante colección de relojes por la casa, que cantidad de horas, minutos y segundos sueltos tengo por todas las habitaciones, madre mía!!..en cada rincón de casa tengo un aparatejo de esos, -la mayoría chinos- que llevan en cuenta el tiempo de las pilas alcalinas que le quedan a mi cuerpo serrano.
Bueno, a lo que iba,..que empecé por la cocina. El microondas, el frigorífico, el horno,..todo eso tiene su reloj,..hasta uno bien grande de pared, que no se que hace ahí teniendo todos los demás, pero ahí esta él todo redondo y adornando. En la sala, el vídeo, el televisor y otras cosas "inteligentes" cambian solas la hora, menos mal!...a esos los tengo domesticados. El ordenador del estudio también cambia solo la hora. Luego esta el de la mesilla del dormitorio. En el pasillo tengo dos. Por tener tengo uno en el baño. En casi todos pone "made in china" detrás, con lo que no se entiende nada aunque mires el manual que también esta en chino, por lo que siempre opto por tocar todos los botones hasta ver como se mueve la aguja o el numerito de los huevos, y cuando veo que es la hora exacta le doy al "click" y listo.
Sobre las dos de la nueva hora me he metido a la cama por fin quedándome frito enseguida. Pero tambien enseguida me he despertado por el sonido de una alarma de vete tu a saber que reloj de la casa.!que locura por dios!, que timbrazos!! Total que me he levantado para comprobar las alarmas de los demás, con lo cual ya no me he acostado y aquí estoy con los ojos como platos.
Los días del año que hay que cambiar de hora es cuando no duermo, y siempre digo que me desharé de bastantes de los relojes que tengo, pero nunca lo hago. De hoy no pasa,.lo prometo.
Por cierto!..ahora que me fijo, si no he cambiado el reloj de pulsera.....

arkaitz






No hay comentarios:

Publicar un comentario


Botones Twitter
Bitacoras.com
Copyright © - El Rincón de Arkaitz